Ir a contenido

EL ADN DE LA SEMANA

Paternidad

Un estudio analiza si los genes determinan cómo los padres cuidan de los hijos

Pere Puigdomènech

Un niño palestino recién nacido en un hospital de Belén.

Un niño palestino recién nacido en un hospital de Belén. / TARA TODRAS WHITEHILL / AP

En muchos mamíferos, los hijos que nacen no pueden valerse por sí mismos durante mucho tiempo. Su supervivencia depende de que haya adultos que los críen y que suelen ser las madres en primer lugar y los padres, de una forma que varía de una especie a otra. Una explicación sería que hay genes que determinan la forma en que los padres se ocupan de los hijos. Es lo que confirman resultados que acaban de ser publicados en la revista 'Science'.

El estudio, realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard, parte de la observación de que hay especies de ratones de Norteamérica en las que, a pesar de ser muy cercanas y poder tener descendencia común viable, los padres se comportan de manera muy diferente. En unos casos, los padres son activos a la hora de proteger y acariciar a las crías y construir el nido, mientras que en otros los padres se desentienden de ellas. Estos suelen tener más crías que los demás, lo que define dos estrategias para sobrevivir. El estudio se propone identificar genes que puedan estar involucrados en este comportamiento.

Los investigadores han hecho experimentos para saber hasta qué punto el comportamiento de los padres está determinado por sus genes o se transmite por aprendizaje, y analizan cómo se transmite a la descendencia. La conclusión es que hay un pequeño grupo de genes que intervienen en la forma en que los machos se cuidan de sus crías. Algunos de estos genes están relacionados con hormonas y en particular con una, la vasopresina, que ha sido relacionada con el control del comportamiento.

Cada especie animal tiene unos comportamientos propios y esto nos indica que, en parte, tienen que venir determinados por sus genes. Otras maneras de actuar son aprendidas por imitación, un modo de transmisión cultural. Aquella parte que está escrita en los genes es probablemente menor en los animales que viven en sociedades complejas. En especies como la nuestra, los aspectos culturales son más fuertes y complejos, pero genes y hormonas también tienen su parte.

Temas: Padres Genética

0 Comentarios
cargando