Patrocina:

CRÍTICAS A LA UCI

Revuelta de los ases del ciclismo contra la prohibición de bajar en 'tubo'

  • La federación internacional ya no permitirá más que los ciclistas se sienten en el cuadro, en una postura que hicieron famosa Delgado y Froome bajando el Peyresourde en el Tour.

  • Contador, Pereiro, Perico, Beloki y Mauri se muestran contrarios a la nueva normativa.

  • La medida entrará en vigor en abril bajo la protesta de la mayoría de figuras que creen que no atenta contra la seguridad.

Chris Froome, en el descenso del Peyresourde, el 9 de julio de 2016.

Chris Froome, en el descenso del Peyresourde, el 9 de julio de 2016. / CAPTURA TV

Se lee en minutos

Nunca una decisión de la Unión Ciclista Internacional (UCI) había provocado tanto debate y, sobre todo, tanta oposición por parte del colectivo ciclista. Corredores en activo y antiguas figuras del ciclismo se muestran totalmente opuestos a la medida que la federación internacional tomó la semana pasada. La denominada posición de 'tubo' queda prohibida en cualquier carrera profesional a partir del mes de abril. Y los profanos a este deporte se preguntarán: ¿qué es la posición de 'tubo'? Pues no es otra cosa que sacar el trasero del sillín, sentarse sobre el cuadro e inclinar al máximo el cuerpo y la cabeza sobre el manillar para adoptar una posición aerodinámica que permita ir más veloz y ganar tiempo al resto de rivales cuando un corredor se encuentra en pleno ataque.

Dos imágenes, por los siglos de los siglos, hicieron famosa esta posición. Primero fue Pedro Delgado, en 1983, y luego Chris Froome, en 2016. Ambos emplearon la denominada posición de 'tubo' para afrontar el descenso del Peyresourde, en los Pirineos, a través de una bajada sin excesivo peligro y donde el ciclista en solitario podía sacar una ventaja maravillosa al resto de rivales.

La UCI, después de la caída que se produjo el verano pasado en la Vuelta a Polonia y que puso al ciclista neerlandés Fabio Jakobsen al borde de la muerte, ha querido implantar diferentes medidas de seguridad para proteger la integridad de los ciclistas. Entre ellas, prohibir ciertas posturas sobre la bici a la hora de afrontar los descensos. Y aquí es donde empieza la polémica y la oposición de la mayoría de figuras actuales y del pasado. "¿Lo siguiente que será? ¿Prohibir que los codos sobresalgan?", se preguntó Froome, con ironía, la semana pasada. "Que yo sepa nunca ha habido una caída por culpa de esta posición", responde Alberto Contador a preguntas de este diario. "Evidentemente, no es lo más adecuado para un cicloturista, pero el corredor profesional cuando la utiliza es porque la ha entrenado, de aquí que nos haya sorprendido a todos esta prohibición", añade el doble vencedor del Tour, del Giro y triple ganador de la Vuelta.

"No entiendo por qué la UCI no toma medida en otras cosas que son más peligrosas. El primero que quiere evitar caerse y hacerse daño es el propio ciclista y si adopta esta posición es porque la ha preparado bien. Hay siempre una lucha desigual entre el ciclista fugado y el pelotón que va a su captura a relevos y adoptando la postura logra sacar ventaja. No comprendo que se metan en estos líos y no se corrijan peligros como metas en curva, tal como acostumbra a diseñar el Giro en muchas ocasiones", advierte Pedro Delgado, con un Tour y dos Vueltas a sus espaldas, también a preguntas de este diario.

Otras prioridades

Tampoco se muestra favorable a la nueva normativa Óscar Pereiro. "Hay cosas más importantes que corregir que esta posición. Cuando un corredor se coloca de este modo en una bici lo hace en una prueba deportiva con carretera cerrada y sin tráfico. Nunca nadie se ha caído. Veo por lo menos una decena de situaciones peligrosas que deberían haberse arreglado y mucho más prioritarias. Es verdad que no lo puede hacer cualquiera. Pero son ciclistas profesionales", explica el ganador del Tour de 2006.

Te puede interesar

"Prohibir esta postura es como rizar el rizo. El corredor profesional si baja de este modo es porque lo ha practicado antes y si desciende así es porque se siente seguro. Entiendo que no puede hacerlo un aficionado, con tráfico, porque seguramente a la primera curva se irá al suelo. ¿Pero un corredor profesional?", se pregunta Melcior Mauri, ganador de la Vuelta de 1991.

Para Joseba Beloki, con tres podios en el Tour, la UCI marea a los profesionales, tanto masculinos como femeninos, con medidas como la altura de los calcetines o los pesos de las bicis. Y ahora llega la prohibición de las bajadas en 'tubo'. "Son normativas absurdas -dice el exciclista alavés-. Los descensos al Peyresourde de Perico y Froome en el Tour fueron dos obras de arte. ¿No hay más peligro en los avituallamientos con los auxiliares en medio del pelotón? ¿No es más peligroso no detenerse en un descenso para colocarse bien si hace frío el dichoso anorak? Nos estamos volviendo locos. Si seguimos así volveremos al 'maillot' de lana". La polémica está servida. Son las primeras protestas pero no serán las últimas.