Ir a contenido

Patrocina:

la realidad ciclista

En Colombia nunca se pone el sol

Miguel Ángel López, líder de la Vuelta, es uno más entre los alumnos destacados de la escuela sudamericana

Sergi López-Egea

Miguel Ángel López, primero a la izquierda, celebra el triunfo en la contrarreloj por equipos de la Vuelta con sus compañeros del Astana en el podio.

Miguel Ángel López, primero a la izquierda, celebra el triunfo en la contrarreloj por equipos de la Vuelta con sus compañeros del Astana en el podio. / AFP / JOSÉ JORDÁN

El ciclismo, hasta los años 90, era principalmente un deporte exclusivo de corredores europeos, principalmente franceses, belgas, holandeses, italianos y también españoles. Hasta la irrupción y el viaje a ninguna parte de Lance Armstrong, los ciclistas colombianos, llamados escarabajos, eran principalmente pedalistas, como a ellos les gusta denominarse, muy buenos en las cuestas, pero horribles en el llano y que además algunos acostumbraban a perder en los descensos todo lo que ganaban en las cuestas. Hubo algunas excepciones como Santiago Botero y sobre todo las exhibiciones a finales de los 80 de Lucho Herrera, ganador de la ronda española de 1987, y de Fabio Parra, que acompañó a Pedro Delgado en el podio del Tour de 1988, en los Campos Elíseos.

Sin embargo, ahora, son los dominadores. Colectivamente Colombia es la principal potencia ciclista. Casi se podría decir que salen figuras de primerísimo nivel de debajo de las piedras y el ciclismo de Sudamérica, porque no hay que olvidar pese a su travesura en el criterium de Holanda a Carapaz, es ahora el que domina el planeta.

Carapaz, en el Giro y Bernal, en el Tour

'Superman' López no es una excepción. Es uno más entre los alumnos de la clase colombiana que se sientan en primera fila para escuchar las lecciones del profesor. Y es, sobre todo, el escogido entre sus compatriotas para aspirar a la victoria de una Vuelta que ya lidera, aunque pueda ser de forma circunstancial. "Hay que disfrutar de cada momento pero es verdad que ya tengo la experiencia de luchar por la general en el Giro y la Vuelta. Ahora tengo más experiencia y un equipo que está fortísimo para ayudarme".

Si López ganase la Vuelta se daría el caso de que en el 2019 las tres grandes rondas habrían contado con el triunfo de tres corredores sudamericanos distintos, con los triunfos ya confirmados de Carapaz en el Giro y de Bernal en el Tour.