Ir a contenido

Patrocina:

EL INICIO DE LA RONDA ITALIANA

Dumoulin aprieta y Froome decepciona en el inicio del Giro en Israel

El ciclista holandés le quita nada menos que 37 segundos al líder del Sky que se cayó entrenando

Sergi López-Egea

Tom Dumoulin, camino de la victoria.

Tom Dumoulin, camino de la victoria. / THOMAS COEX (AFP)

Tom Dumoulin fue algo así como un rayo sobre el peligroso asfalto de Jerusalén. Chris Froome fue como una vela a la que es imposible prenderle fuego. Ni siquiera se encendió en una contrarreloj inicial de casi 10 kilómetros en la que el cuatro veces ganador del Tour y una vez de la Vuelta fue la gran decepción, si bien es cierto que se cayó entrenando y que las heridas, golpes en la cadera, el costado derecho y el brazo, no fueron ni mucho menos un aliciente para encontrar el toque ideal de pedalada.

Sin embargo, este decepcionante papel de Froome sirve para encender todas las alarmas y cuestionar si, realmente, el ciclista británico ha llegado suficientemente entrenado a este estreno del Giro en tierras de Israel. ¿Le ha pasado factura mental que no se haya resuelto y no haya podido demostrar su inocencia (si es así) en el positivo por salbutamol (ventolín)? Un campeón necesita paz y sosiego, absoluta tranquilidad, no estar preocupado por nada para que sus piernas y su cuerpo asimilen todo el esfuerzo de un entrenamiento titánico, el necesario para intentar ganar el Giro. No es la primera vez que problemas familiares, amorosos o económicos enturbian a un deportista y no rinde como sería su deseo. Y Froome ya ha admitido que ha sido complicado mentalmente abstraerse de todo el caso que le afecta.

Dumoulin, en cambio, ha ido a lo suyo. Y sobre todo ha ido a Jerusalén a demostrar por qué es el campeón del mundo de contrarreloj, por qué ese jersey arcoíris que ha lucido se traduce como propiedad del más rápido en esta especialidad, y sobre todo por qué puede volver a ganar el Giro y por qué luce el dorsal número uno, que lo acredita como vencedor del 2017.

Amenaza para todos

No va en broma. Para nada. No es solo una amenaza para Froome y el resto de contrincantes, sino una realidad y un candidato muy firme y consistente para ganar el Giro en Roma. De momento, y tras su exhibición en las calles de Jerusalén, Dumoulin ya tiene a sus principales contrincantes por lo menos a 30 segundos de diferencia. Porque aparte de los 37 que entregó FroomeThibaut Pinot se dejó 33 y Aru nada menos que 50 segundos. Por si fuera poco, los supuestamente mejores escaladores colombianos (porque puede haber otro como Carlos Betancur, del Movistar, que solo cedió 28 segundos)  estuvieron también muy lejos de DumoulinEsteban Chaves, a 46 y 'Supermán' López, a 56 segundos.

Buena actuación de Pello Bilbao

Entre las gratas sorpresas del día, por lo menos en lo que hace referencia a la representación española, estuvo Pello Bilbao, un ciclista de 28 años enrolado en el Astana, de los de explosión tardía, pero que ha llegado en una gran forma al Giro. 

Las heridas en la pierna de Chris Froome / RONEN ZVULUN (REUTERS)

Este domingo se disputa la segunda etapa de la prueba, penúltima por los territorios de Israel, entre las ciudades de Haifa, el principal puerto de Israel, y Tel Aviv, de 167 kilómetros, y que puede ser la primera oportunidad para que se estrenen los velocistas, sin grandes especialistas en la nómina del Giro, con las clásicas 'volatas' de la prueba.

Todas las clasificaciones del Giro en la página oficial de la carrera.