Bocados familiares

Bar Núria: sabor de barrio en plena rambla del Poblenou

  • Abrió en junio pero parece llevar toda la vida gracias a una carta a base de tapas y platos de cuchara de siempre y un ambiente popular

Algunas de las tapas de Bar Núria.

Algunas de las tapas de Bar Núria.

1
Se lee en minutos
Ferran Imedio
Ferran Imedio

Periodista

ver +

Parece que lleva allí toda la vida pero solo abrió en junio. Y no solo por el aspecto pretendidamente viejuno y popular de su decoración (esas mesas de mármol, por ejemplo). También por el ambiente, tan apacible y tan casero como las albóndigas con sepia o el fricandó que figuran en una carta repleta de tapas y platos de siempre. Se puede decir que Bar Núria (rambla del Poblenou, 34) ha encajado como un guante en el barrio y nadie parece echar de menos La Tertulia, el restaurante que durante casi 40 años fue punto de encuentro.

Hay truco: de 1962 a 1976 ya hubo un Bar Núria en el Poblenou antes de trasladarse con otro nombre al Eixample. Y tenía la misma filosofía:un local donde la gente comía las tapas y los platos de cuchara que preparaba Nuri, la jefa, y pasaba la tarde jugando al dominó.

60 años de experiencia

De aquel humilde negocio nació el grupo Família Nuri, que ha ido creciendo con los restaurantes Ca la Nuri, Xiroi, Sal Mar (estos tres, frente al mar) y Arrozal (en la Zona Franca).

Ahora regresa a los orígenes pero con la experiencia de 60 años en los que se ha ganado una merecida fama.

Noticias relacionadas

Así que toca afilar el cuchillo y empuñar con firmeza el tenedor y la cuchara porque no hay plato que no apetezca atacar a cualquier hora, ya que su cocina tiene horario ininterrumpido. Desde los impecables y crujientes 'sonsos' de la Barceloneta a modo de aperitivo hasta la ligera y sublime tarta de queso para cerrar un ágape, puedes ir dándole a unas croquetas de jamón que son puro 'umami' (¡oh mami, oh Nuri!), unas navajas del delta del Ebro carnosas (¿es eso el 'porn food'?), un bacalao con 'samfaina' de libro o un arroz del día, la especialidad que más gloria ha dado a Família Nuri. 

¡Larga vida al barrio!