Mil y un sabores

Bar Bar, especiado y especial

  • Este nuevo restaurante del Eixample recorre la cocina india siendo fiel a las recetas originales pero presentándolas con una creatividad y originalidad sorprendentes

Varios platos de la carta del restaurante indio Bar Bar.

Varios platos de la carta del restaurante indio Bar Bar. / Alex Froloff

1
Se lee en minutos
Ferran Imedio
Ferran Imedio

Periodista

ver +

Si al salir de Bar Bar te hicieran un análisis, reventarías el hipotético apartado de miligramos de especias en sangre. Así es la cocina india, y este restaurante del Eixample (Aribau, 146) es un buen representante de ella. No solo por la autenticidad de los sabores sino por su visión panorámica del recetario tan variado de este país tan grande, ya que su carta quiere representar los 29 estados del gigante oriental.

Los paladares con ganas de viajar tienen otro gancho especial: su moderna, original y creativa manera de presentar cada plato. Todo un contraste con la sobriedad de la sala, pero aquí dejan para otros los tópicos decorativos tipo Bollywood. Aunque tu lengua sí que bailará enloquecida al ritmo de nuevos y sorprendentes sabores creados con las combinaciones imposibles de picantes, dulces, amargos... 

Trabajazo en cada plato

Cada receta tiene mil y un ingredientes. Ejemplos de ese trabajazo en la cocina: el 'gol gappaaaaa', 'street food' de Nueva Delhi (y de toda India, aunque con otros nombres), que consiste en una bola de sémola inflada que lleva tamarindo especiado y gaseosa con cilantro y que se acompaña de arroz silvestre y lentejas rellenas; el 'duck tava masala', un cono de remolacha con confit pato y mermelada de albaricoque que no existe en el país asiático porque es una invención del chef, Nikhil Mahale; el 'tandoori chicken momo', pollo marinado con yogur y especias picantes que se remata en el horno 'tandoor' (la única diferencia respecto a lo que se come en la frontera con Nepal); el 'Indian railway lamb curry', cordero con curri de yogur y coco y cebolla morada...

Noticias relacionadas

¿Y para beber? ¡Vino indio! (la única zona con viñas está en Nashgik, en el oeste).

El precio medio ronda los 40 € y los mediodías laborables sirven platos únicos por 9,90, 10.90 y 13,90 €.