El regreso de un grande

Arzak volverá a abrir el viernes 28 de mayo

  • El chef anuncia la vuelta de su restaurante a través de un vídeo en Instagram en el que reivindica su pasión por la cocina

Juan Mari Arzak, en el vídeo en que comunica la reapertura de su restaurante.

Juan Mari Arzak, en el vídeo en que comunica la reapertura de su restaurante. / Instagram

2
Se lee en minutos
Cata Mayor

La nueva normalidad va ganando terreno, y en el mundo de la gastronomía eso se traduce en reaperturas sonadas como las de Arzak. Es un establecimiento histórico, ya que luce tres estrellas Michelin desde 1989 y es el restaurante español con más años seguidos, 47, con al menos un entorchado de la guía francesa desde que le dieron la primera en 1974. Y pese a todo, y como todas las casas de comida, sean de nivel o sencillas, lo ha pasado fatal durante el estado de alarma. Pero que por fin vuelve para hacer felices a los gourmets. El propio Juan Mari Arzak lo ha anunciado en Instagram: su restaurante, institución culinaria por excelencia (y de excelencia), levanta la persiana el 28 de mayo.

"Reabrimos nuestras puertas. Con un objetivo: hacer feliz a la gente. Para ello, Juan Mari, Elena y todo el equipo, nos remangamos, y cocinamos". Con este breve texto en la red social, el restaurante ha anunciado la buena nueva. Pero no solo lo ha hecho con esta frase, También con un vídeo sobrio, en blanco y negro, en el que el chef reivindica la fortaleza de los cocineros y los anima a seguir haciendo lo que mejor saben hacer: cocinar.

Se trata de un vídeo, corto, de menos de un minuto, pero contundente, en el que rearfirma el compromiso y la pasión de los profesionales de los fogones a pesar de los gravísimos problemas que han tenido para salir adelante. "Nunca habíamos estado tanto tiempo fuera de nuestras cocinas. Nunca habíamos tenido tanto tiempo para pensar. Lo hemos pasado mal: los bares, las cafeterías, las tascas humildes y los chefs con estrella", recuerda.

Noticias relacionadas

"Pero no me pienso quejar -prosigue-. Los cocineros siempre nos hemos buscado la vida por nosotros mismos. Hoy, la hostelería es un negocio frágil pero los hosteleros somos muy fuertes. En este año, todos hemos aprendido alguna lección. Yo me quedo con esta: el trabajo de un cocinero es hacer feliz a la gente". Y esa lección le ha llevado a actuar así durante estos meses: "Por eso me repito: cuando estes inseguro, remángate y cocina; cuando te asalten las dudas, remángate y cocina; cuando veas a la gente triste, remángate y cocina, y cuando te echen la culpa de esto, remángate y cocina".

Arzak acaba el vídeo con una frase que emociona a cualquier amante de la gastronomía: "Te esperamos con las mangas remangadas y con muchas ganas de cocinar".