INVESTIGACIÓN. Novo Nordisk

Células madre para lograr la secreción natural de insulina en personas con diabetes

Se abre una prometedora línea de investigación para avanzar en el camino hacia la cura de esta enfermedad

Células madre para lograr la secreción natural de insulina en personas con diabetes 

Células madre para lograr la secreción natural de insulina en personas con diabetes 

2
Se lee en minutos
María Torres / BeContent

Con el descubrimiento de la insulina en la Universidad de Toronto (Canadá), los pacientes con diabetes tipo 1 pasaron de vivir prácticamente con una sentencia de muerte a vivir con una patología crónica, que permite una calidad de vida normal.

Conmemorando los 100 años de la disponibilidad de insulina, la compañía Novo Nordisk dedicada a la investigación y el tratamiento de la diabetes ha comunicado una prometedora línea de investigación que permite empezar a preguntarse no ya si la diabetes se curará alguna vez, sino cuándo sucederá esto.

Según ha corroborado Klaus Langhoff-Roos, vicepresidente corporativo de la Unidad de Células Madre de Novo Nordisk: “Hay en marcha una línea de investigación enfocada en conseguir que sean células, denominadas beta funcionales, trasplantadas en el tejido subcutáneo las que produzcan insulina, algo que, cuando no ocurre, es lo que provoca precisamente la diabetes”. Dichas células se obtienen mediante terapia celular desarrollada a partir de células madre pluripotentes, embrionarias o inducidas. Y anuncia que: “Estamos estudiando diferentes opciones, como encapsular las células para protegerlas del sistema inmune. También investigamos, aunque en fases muy previas, las posibilidades de las llamadas células universales. Son células que escapan al sistema inmune, sin necesidad de encapsulación. No obstante, existe el riesgo de que, al no ser detectadas por el sistema inmune, se reproduzcan descontroladamente. E intentamos avanzar en las investigaciones para evitarlo”.

Necesidades de hoy

En la actualidad el tratamiento con insulina ha mejorado mucho, al desarrollarse nuevas posibilidades y varios tipos de insulina. “Hemos pasado de insulinas de origen animal y de recombinación humana a análogos de insulina con una gran flexibilidad, simplicidad o practicidad, entre otras características”, comenta el doctor Francisco Merino, profesor titular de Medicina en la Universidad de Valencia y jefe de Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia. Por su parte Juan Francisco Perán, presidente de la Federación Española de Diabetes (FEDE), afirma que, “con estos avances, podemos decir ahora que la diabetes se amolda al paciente y no el paciente a la diabetes. Además, se ha logrado reducir los efectos secundarios y las hipoglucemias”. Aunque no hay que olvidar que las personas con diabetes tipo 1 tienen dos necesidades fundamentales: conocer sus niveles de glucosa en sangre e inyectarse insulina para mantener esos niveles óptimos. “En el primer caso, los sistemas de monitorización continua de glucosa han supuesto un gran salto cualitativo, mientras que en el segundo ya se está trabajando en las llamadas insulinas inteligentes, capaces de liberarse a la circulación sanguínea en función de las cifras de glucemia, o en formas más cómodas de administración como la vía oral”, indica el doctor Merino.

Noticias relacionadas

Mirando al futuro

En opinión de los expertos, es evidente que, gracias a la innovación, se han conseguido importantes logros de gran valor para los pacientes y en lo que coinciden todos estos expertos es en que “el descubrimiento de la insulina en 1921 supuso un cambio en la vida de las personas con diabetes. Desde entonces, cada nuevo conocimiento e innovación médica ha aportado una nueva esperanza de vida plena y saludable”.

Temas

Diabetes