Últimos datos

Siete de cada diez visitantes a espacios culturales de Barcelona este otoño son extranjeros

Octubre superó los datos precovid y registró también un incremento de pernoctaciones

Barcelona se publicita como destino de Navidad en EEUU y Londres

Viaja a Barcelona desde 20 euros: Renfe ofrece billetes baratos esta Navidad

Imagen de archivo de la calle de Montcada, a rebosar de turistas por el tirón del Museu Picasso.

Imagen de archivo de la calle de Montcada, a rebosar de turistas por el tirón del Museu Picasso. / JORDI COTRINA

Patricia Castán

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Que en verano los museos de Barcelona estén llenos de turistas es ya cotidiano. Pero resulta mucho más llamativo que en pleno otoño, en el mes de octubre, siete de cada diez visitantes a los equipamientos culturales gestionados por el Instituto municipal de Cultura de Barcelona, ICUB, (del Museu Picasso al Castillo de Montjuïc, sumando una docenas de museos y recintos) fueran internacionales. Es el primer mes desde la pandemia en que las visitas a estos espacios superan las registradas en el mismo periodo de 2019.

La recuperación del turismo ya va más allá --en determinados momentos y consumos-- de algunas cifras 'récord' de hace cuatro años. Y se convierte en un elemento esencial en la viabilidad de los espacios culturales de la ciudad, frente a la muy inferior presencia local.

Además, el resto de visitantes nacionales (28,7%) a equipamientos culturales en octubre incluyen a turistas españoles y del resto de Catalunya. El dato evidencia la relevancia del viajero en la actividad cultural de la ciudad. Y aunque posiblemente 2023 aún se cerrará con menos visitantes a los espacios del ICUB que en la prepandemia, destaca el crecimiento intermensual del 3,9%. Esta evolución ha permitido que octubre logre ser el primer mes por encima de 2019, en concreto con un 1,2% más de visitantes. Las cifras de noviembre aún no han sido analizadas por el Observatorio del Turismo en Barcelona.

Como dato comparativo, en meses punta de turismo como julio, la proporción internacional en los equipamientos culturales superó el 77%, pero es llamativo que en octubre alcanzase el 71,32%, con más presencia foránea incluso que en septiembre.

El observatorio no incluye el resto de museos y recintos que gestionan otras entidades, pero la tendencia es extrapolable. Si acaso, la presencia local es tradicionalmente mayor en los del ICUB, muchos dedicados a la memoria local. O sea que en el resto -en especial en los grandes iconos- el peso turístico puede ser mayor, estiman.

Alba Lajusticia, directora del Observatorio, destaca que, "la cultura y la oferta cultural son un un atributo y una motivación para visitar Barcelona". Añade que "aspectos como la arquitectura y la cultura configuran la imagen de Barcelona, y esa identidad es la que atrae a los viajeros".

Ese balance está en consonancia con un buen otoño para el sector en la ciudad, con un 1,3% de turistas más que en el año precovid. Y no solo por una ocupación hotelera superior al 70% (con un incremento del 4,8% en el número de pernoctaciones) en octubre, sino por el perfil turístico, que en esta época del año es más estratégico. Realiza más gasto, tanto en compras como en turismo y gastronomía. Con el añadido de que Barcelona disponía de más camas (un total de 86.000) que hace cuatro años.

De 37 años y en pareja

Así, el turista 'tipo' de dicho mes tuvo una media de 37,1 años, viajaba por ocio (67,7%) y sobre todo en pareja (38,8%). Su gasto medio creció: fue de 87,5€ per persona y día, relata Lajusticia, destinado sobre todo a comer y beber (50,8%), cultura y diversión (20,1%) y compras de ropa, calzado, recuerdos y efectos personales (15,8%). 

El transporte también es un buen termómetro de la actividad. Mientras que el aeropuerto quedó aún ligeramente por debajo (-1,3%) de los flujos del mismo mes en 2019, los pasajeros en ferri crecieron un 22,6% respecto a ese periodo, y los de cruceros un 23,4%.

Por procedencias, el turista doméstico (español) fue el mayoritario dado que incluye el segmento profesional, con un 17,4% del total. Pero seguido muy de cerca por el estadounidense (14,7%), y a más distancia por el británico (6,9%) y el francés (6,0%). A continuación, alemanes e italianos, ambos por encima del 5%. Estos viajeros de proximidad y de EEUU, precisamente, son los que ahora están siendo objeto de una campaña de promoción para captarlos como visitantes de Navidad.

La recuperación se ha traducido también en un mayor gasto con tarjeta bancaria respecto a 2019. En concreto, en octubre una cuarta parte del montante procedió de tarjetas internacionales. El empuje económico del sector alcanza también al empleo, subraya el observatorio, ya que el paro se sitúa un 19,1% por debajo de la prepandemia, aunque los contratos temporales superan por unas pocas décimas a los indefinidos.