Primera en el ranking 2023

Cinco curiosidades de la mejor biblioteca del mundo, la 'Gabriel García Márquez' de Barcelona

La García Márquez ya es la Mejor Biblioteca Pública del mundo 2023

La García Márquez ante el "turismo bibliotecario": "Nos ha desbordado a todos"

BIBLIOTECA GARCIA MARQUEZ BARCELONA   FERRAN NADEU

BIBLIOTECA GARCIA MARQUEZ BARCELONA FERRAN NADEU / FERRAN NADEU

Gal·la Vila Matamala

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

La mejor biblioteca pública del mundo se encuentra en Barcelona, en el distrito de Sant Martí. La Gabriel García Márquez ha sido premiada con el reconocimiento global este mismo lunes por la Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones Bibliotecarias (IFLA). Se ha convertido en la primera española en recibir el galardón, y con ello un premio de 5.000 dólares.

Y es que la Gabriel García Márquez no es lo que se conoce como una biblioteca tradicional. Es un espacio del siglo XXI con una distribución acorde con la sociedad y valores actuales. Uno de los arquitectos, Guillermo Sevillano de SUMA Arquitectura, explica que han aplicado un diseño ecosistémico para que convivan en equilibrio el personal de la biblioteca y los usuarios, a los que ofrecen varios servicios con objetivos distintos y espacios dedicados a necesidades diferentes (literarias, educativas o lúdicas).

Los criterios más valorados de la García Márquez han sido su compromiso e interacción con la cultura y la educación, los espacios que ofrece, la ergonomía del edificio y calidad y la adaptación a la digitalización. EL PERIÓDICO retrata en estas 5 curiosidades algunos de los atributos más destacables y distintivos de este equipamiento.

Fachada de libros

El diseño arquitectónico del edificio es una de las características más llamativas. La fachada representa un montón de libros apilados haciendo referencia al elemento más icónico de cualquier biblioteca: la lectura. También su estructura de de madera al descubierto proporciona un ambiente más cálido y la luminosidad que entra por los grandes ventanales invita a quedarse en su interior.

Espacio multisensorial

Las salas sensoriales favorecen la atención y bienestar con materiales y dispositivos electrónicos que permiten jugar con el sonido, la luz o la vibración. Es un entorno diseñado especialmente para las personas con desórdenes sensoriales, como los trastornos del espectro autista, para que puedan sentirse a gusto y seguras. La sala de los sentidos es una herramienta de innovación en la dinamización y atención en la lectura que además hace de las bibliotecas espacios más inclusivos.

Este espacio es además un buen instrumento para introducir a los más pequeños a la lectura, ya que crea un ambiente tranquilo, dinámico e inmersivo para que los niños se sientan cómodos. Las primeras sesiones para este público empezarán antes de finales de año.

Primera biblioteca con estudio de radio

También es una biblioteca pionera al ser la primera que dispone de un estudio de radio dentro de su equipamiento, concretamente en la planta inferior. Con este estudio se producirán los contenidos de la radio de las bibliotecas de Barcelona, llamada 'Radio Maconda' en alusión a la novela de Gabo. La programación mostrar la actividad de estos equipamientos -hay 40 en la ciudad- y quedarán disponibles online en formato podcast. También habrá un espacio de colaboración con escuelas en el que se educará sobre las "fake news" y también se dedicará tiempo a las entidades y asociaciones vecinales para fomentar la identidad de cada barrio.

Bancos con pedales y hamacas

En el patio exterior de la García Márquez están disponibles unos bancos con pedales para ejercitar mientras se realizan otras actividades como la lectura o la socialización con otros usuarios y usuarias. Dentro hay grandes hamacas para descansar. Este es uno de los ejemplos por los cuales la IFLA ha considerado que esta biblioteca es un espacio multidisciplinar, ya que se van recreando "distintas maneras de leer o situaciones de lectura: unas más relajadas, otras más activas".

Juegos para socializar

La García Márquez va en contra del mito de que las bibliotecas tienen que ser siempre silenciosas. Se han creado espacios dirigidos a la socialización de los vecinos de Sant Martí como una sección de juegos de mesa para edades variadas. Una propuesta abierta a todos los públicos para reforzar la sociabilidad que caracteriza la vida de barrio y para promover el ocio juvenil saludable a través de las bibliotecas barcelonesas.