Consell de Cent

Barcelona desencalla la fachada norte de Glòries con una reparcelación millonaria

Duras críticas al diseño del espacio reservado al transporte público en las Glòries

Barcelona inicia las obras definitivas del gran parque de Glòries

La antigua Fàbrica del Sucre, junto al parque de Glòries, se rehabilitará y destinará a equipamientos de barrio

La antigua Fàbrica del Sucre, junto al parque de Glòries, se rehabilitará y destinará a equipamientos de barrio / Georgina Roig

Meritxell M. Pauné

Meritxell M. Pauné

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El Ayuntamiento de Barcelona ha dado la última puntada a una operación urbanística de relieve, en los estertores del mandato y sin publicidad alguna. Se trata de la fachada norte de la plaza de las Glòries, que queda al fin desencallada tras un largo proceso legal para reparcelar tres manzanas de la calle Consell de Cent, entre Castillejos y Independència.

La operación incluye numerosos derribos, seis nuevas fincas de viviendas, dos rehabilitaciones de antiguas fábricas y una notable ampliación de la zona verde. Abarca una superficie total de 42.000 m2 y solamente su transformación –derribos, indemnizaciones, realojamientos…– tiene un coste de más de 26 millones de euros, a cargo de todos los propietarios del terreno incluido el consistorio. A esta cifra habrá que sumar la construcción de cinco edificios de nueva creación, destinados a vivienda pública y privada.

Un simple vistazo a este tramo Consell de Cent hace evidente la decadencia de la mayoría de las fincas, que quedaron en stand by desde que se trasladaron los Encants Vells hace una década. Muchas de ellas eran originalmente almacenes de traperos, anticuarios y vendedores del mercado, con viviendas precarias intercaladas. Sobreviven alguna actividad comercial en los bajos y medio centenar de residentes, pero varios inmuebles amenazan ruina, están ocupados o se han convertido ya en solares. Nada que ver con el resto de Consell de Cent, relanzado como Superilla.

Listo para votar y derribar

La reparcelación de estas tres manzanas del Eixample están previstas desde 2007, cuando se firmó el unánime Compromís per Glòries. Pero el camino no ha sido nada fácil: inventariar todas las propiedades y personas afectadas, poner de acuerdo a los dueños de las 79 fincas, pactar precios y compensaciones para 50 pisos habitados y 21 locales alquilados, decidir nuevos usos... Además el proyecto base, presentado en 2021, se ha tenido que modificar para limar cálculos económicos y acatar nuevas exigencias legales sobre suelos contaminados.

Uno de los solares junto al parque de Glòries que forma parte de los terrenos reparcelados

Uno de los solares junto al parque de Glòries que forma parte de los terrenos reparcelados / Georgina Roig

Finalmente este abril ha salido a exposición pública el proyecto final, preparado para que el nuevo consistorio electo vote su aprobación definitiva. Portavoces municipales han declinado valorar para El Periódico la reparcelación conseguida y los próximos pasos a seguir. No obstante, según la documentación –más de 1.500 páginas–, la primera de las tres fases de derribos está prevista para 2024 en el sector Castillejos-Consell de Cent. La reurbanización avanzará a medida que se vacíen las fincas y se alargaría hasta 2026, dos años durante los cuales se ha presupuestado también unos 200.000 euros para vigilancia y tapiados.

Verde, patrimonio y alturas rebajadas

El mayor cambio es la expansión del parque hacia el norte, con 26.400 m2 de verde en este nuevo ámbito. Entre Independencia y Cartagena se suprimen todos los inmuebles excepto dos antiguas fábricas: la de paraguas de Dos de Maig que acogerá la vecina escuela Gaia y la de azúcar de Cartagena que se destinará a ludoteca, esplai juvenil y casal de gent gran. También sobreviven, claro, la escuela y la guardería públicas de reciente construcción en Cartagena, avanzadilla de esta operación en dos terrenos ya públicos.

Vista de Consell de Cent a la altura de Cartagena, que se remodelará por completo como fachada norte de Glòries

Vista de Consell de Cent a la altura de Cartagena, que se remodelará por completo como fachada norte de Glòries / Georgina Roig

Toda la edificabilidad queda concentrada en 6 fincas nuevas compactadas en una sola manzana, la comprendida por las calles Consell de Cent, Cartagena, Diagonal y Castillejos. Serán bloques de viviendas –más de 500– de libre mercado y también de protección oficial, con alturas que van desde planta baja más 7 pisos hasta planta baja más 11.

Inicialmente el proyecto preveía hasta 15 plantas, pero la oposición vecinal ha llevado al consistorio a rebajar las alturas con un malabar urbanístico: 3.431 m2 de la edificabilidad permitida han quedado en un cajón, pendientes de recolocar en otra pieza del gran puzle de Glòries, probablemente la parcela Sòcol/Ona de Gran Via con Badajoz.

Seis fincas públicas y privadas

La primera finca, en la esquina de Consell de Cent con Castillejos, se ha adjudicado a una inmobiliaria: 2.800 m2 repartidos a partes iguales entre pisos de libre mercado y de protección a precio concertado. La segunda quedará en manos de seis particulares, procedentes de la amalgama de propietarios del terreno reparcelado, y se destinará a los mismos usos, con 3.129 m2 para cada tipo de vivienda.

La tercera finca, en Castillejos 188, se destinará íntegramente a realojar a los vecinos de los inmuebles condenados a la piqueta. Los que están en régimen de alquiler recibirán un piso de protección de régimen general por el periodo de tiempo que les quede de contrato, mientras que los propietarios obtendrán una vivienda pública a precio tasado. Cerca de 5.000 m2 en total.

Se da el caso curioso que el único vecino que vive ahora en esta parcela tendrá que ser alojado de forma provisional: doble mudanza y por un periodo indeterminado, pero con todos los gastos pagados. Según el documento a exposición pública, 29 hogares de alquiler y otros 5 de propiedad serán realojados tras acreditar que tienen derecho a ello y preferir esta vía a una indemnización. Quedan fuera de ambas fórmulas seis personas que no han presentado papeles y otras 7 que alquilaron pisos precarios a partir de 2019 con una cláusula de renuncia a compensaciones futuras.

Vista de Consell de Cent a la altura de Dos de Maig, tramo que se remodelará por completo como fachada norte de Glòries

Vista de Consell de Cent a la altura de Dos de Maig, tramo que se remodelará por completo como fachada norte de Glòries / Georgina Roig

La cuarta finca son casi 7.000 m2 de vivienda de renda libre, que queda en manos del consistorio de Barcelona. Un recurso útil para resolver permutas, por ejemplo. Cabe recordar que el Ayuntamiento, además de sus terrenos en estas tres manzanas, recibe de los privados un 10% del aprovechamiento urbanístico como cesión obligatoria y gratuita.

La quinta es la más vistosa, porque se trata de una edificación de 14.000 m2 a cuatro vientos y triangular, que combina varias alzadas, junto a la Diagonal y el parque. Será 100% de mercado libre y queda en manos de tres inmobiliarias, lo que augura una promoción de alto standing muy codiciada.