Eixample

Una galería comercial de Barcelona denuncia a uno de sus tenderos por daños y amenazas

El futuro de unas galerías emblemáticas

ViBa, la tarjeta unificada de descuentos en el pequeño comercio

Daños en una tienda de los Encants Nous, esta Semana Santa

Daños en una tienda de los Encants Nous, esta Semana Santa / El Periódico

Meritxell M. Pauné

Meritxell M. Pauné

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Los comerciantes y vecinos de los Encants Nous están preocupados por un goteo de conflictos con el titular de una de las tiendas. Esta galería comercial de Barcelona casi centenaria –la más antigua en activo, desde 1931– que presume de ambiente familiar ha topado con una situación delicada de manejar y que no había vivido nunca.

Un comerciante ha amenazado a tres compañeros de recinto, llegando incluso a pegar a uno de ellos en la calle. Los tres casos llegaron a juicio y se probó la autoría. La conflictividad se inició hace unos ocho años y ha ido in crescendo pese a notificaciones a la policía local o a la catalana en cada ocasión, lamenta un portavoz de esta comunidad de propietarios, situada en la calle València con Dos de Maig.

La gota que ha colmado el vaso han sido varios destrozos esta Semana Santa en tiendas, pasillos y en el baño para clientes. Por suerte la galería estaba cerrada al público ese día y el siguiente, de modo que tuvieron margen para arreglar el recinto antes de reabrirlo.

Los hechos tuvieron lugar el pasado domingo de Resurrección, hacia mediodía. Un par de persianas aparecieron pintadas o grafiteadas, material escapado por pasillos interiores, una tienda con el cristal de un escaparate roto, la cisterna del lavabo comunitario y el secador de manos rotos… Los comerciantes que ahora dirigen la comunidad de tenderos tuvieron que interrumpir sus vacaciones para acudir al trabajo y llamar a los Mossos d’Esquadra.

Material esparcido por pasillos de los Encants Nous, esta Semana Santa

Material esparcido por pasillos de los Encants Nous, esta Semana Santa / El Periódico

Tras una visita infructuosa este abril a una comisaría, el pasado viernes presentaron una denuncia comunitaria contra el presunto autor por “amenazas, coacciones leves y daños”. Al ser una propiedad horizontal –cada tendero es dueño de su parada– no pueden echarle, así que han optado por la judicialización. La policía confirma a El Periódico que tiene identificado al individuo y que está denunciado y pendiente de citación judicial. Tras el contacto de este diario, los Mossos d’Esquadra han proporcionado a la comunidad de comerciantes un teléfono directo para una interlocución más ágil.

Y es que la preocupación de los vendedores es sobre todo a futuro. Atribuyen el comportamiento de su compañero a una salud mental frágil y temen que pudiera protagonizar incidentes más graves, al haber proferido amenazas pirómanas. Por ello, la policía catalana asegura que ha “activado un patrullaje preventivo” para calmar los ánimos y evitar sustos, dado que las galerías albergan además los portales de una decena de bloques de pisos.

Daños en persianas y escaparates esta Semana Santa en los Encants Nous

Daños en persianas y escaparates esta Semana Santa en los Encants Nous / El Periódico

Ni que decir que a los comerciantes también les preocupa que este episodio perjudique la imagen de las galerías, que luchan duro para mantenerse al día en una Barcelona cada vez más globalizada. La clientela de barrio les sigue sosteniendo y un grupo de tiendas de coleccionismo y juguetes retro les ha hecho llegar a nuevos públicos. Organizan promociones y actividades en Navidad, una pesca de sardinas de tela por Carnaval, un concurso de cuentos y dibujos por Sant Jordi, ferias de stocks rebajados, mercados vintage… El esfuerzo es evidente, pero también lo es la dificultad de llenar de vida todos los pasillos interiores o afrontar grandes reformas. Confían que, ahora sí, la vigilancia prometida resuelva el conflicto.