Frente litoral

Quejas en Badalona: los vecinos exigen descontaminar ya la playa de La Mora

  • Casi 40 años después del cese de la actividad industrial en la zona, los vecinos reclaman la regeneración del paseo marítimo. También reclaman la urbanización que se les prometió cuando adquirieron sus viviendas

Aspecto de la playa de La Mora de Badalona, esta semana.

Aspecto de la playa de La Mora de Badalona, esta semana. / Jordi Otix

3
Se lee en minutos
Samar Elansari

La playa de La Mora de Badalona sigue contaminada. Consecuencia de la industrialización de los años 80 del litoral badalonés, este arenal sigue sufriendo la contaminación de metales pesados casi 40 años después. Esta playa, situada entre el puerto de Badalona y el 'nuevo' barrio de La Mora, lleva años sometida a una contaminación de los terrenos, lo que implica un problema de salud pública para las personas. Con la venta, hace 35 años, de los terrenos de la antigua Cros a la Corporación Metropolitana, se inició un proyecto de urbanización de la zona de la Mora, lo que actualmente se encuentra compuesto por el puerto de Badalona y la zona residencial del barrio que lleva el mismo nombre.

La exploración de los terrenos hace ya tres años por una empresa especializada, reveló que los terrenos de la zona presentaban concentraciones de elementos químicos cancerígenos que suponían un problema de salud pública para las personas, como arsénico, selenio o cromo. El ayuntamiento asegura seguir trabajando en la descontaminación de estos solares pero insisten en que los trabajos de regeneración de algunas zonas, como es el caso concreto de la playa de la Mora, dependen del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico. "El coste de descontaminación de todos los terrenos es muy elevado y el ministerio nunca ha dado respuesta para invertir en ellos. Desde el ayuntamiento, hemos ido descontaminando los solares, pero este proceso se va realizando de manera muy lenta y progresiva", explica la concejala de Medio Ambiente y Bienestar Animal del Ayuntamiento de Badalona, Rosa Trenado.

Problemática vecinal

Los vecinos de la zona reclaman una respuesta municipal y a las autoridades pertinentes, ya que cuando se puso a la venta la promoción de las viviendas nuevas del barrio, a los compradores, se les prometió un lugar idílico, un "pequeño paraíso" situado en primera línea de playa y, ahora, el paseo marítimo y la playa, se encuentran vallados desde hace ya mas de cinco años por la contaminación. Montse Martínez, portavoz de la asociación de vecinos de La Mora, lamenta la situación y explica que los vecinos tienen que mirar el mar a través de una reja. "A causa de unas lluvias torrenciales en 2017, el colector de Levante se rompió y con las obras de reparación se creó un espigón que terminó con la playa y el paseo marítimo que había hasta el momento. Con el movimiento de tierras que supuso la reparación del colector, el arsénico y otros elementos contaminantes quedaron a la vista y tuvieron que vallar la playa para que las personas no pasaran porque era altamente contaminante", explica.

Ahora, varios años después, todavía siguen teniendo las vallas de separación entre la costa y el paseo marítimo del barrio por la contaminación de los terrenos. Los vecinos insisten en la problemática y los riesgos que les supone vivir en una zona contaminada por metales pesados y reclaman que la solución llegue lo antes posible. Además, a causa de los temporales, la contaminación de la zona sigue aumentando y las barreras que pusieron en su momento ya están deterioradas, lo que supone también un riesgo para los vecinos.

En 2020, el ayuntamiento habilitó una pequeña zona de baño situada en la parte norte del barrio de La Mora, llamada la playa de La Marina, una pequeña cala en la que actualmente sí está permitido el baño y es una zona libre de riesgos, pero los vecinos reclaman la descontaminación de todo el frente litoral y la rehabilitación de los espacios que se les prometió cuando adquirieron las viviendas.

Noticias relacionadas

Actualmente, el barrio de La Mora sigue en desarrollo, con varios edificios recién inaugurados y otros en proceso de construcción. Con la misma publicidad con la que se inició el proceso de urbanización de la zona, los compradores siguen atraídos por ese pequeño paraíso en la costa badalonesa y los vecinos, siguen esperanzados en que la "descontaminación llegue pronto" y puedan volver a disfrutar de la playa y el paseo marítimo tal y como se les prometió.

Un proyecto a largo plazo

El ayuntamiento asegura tener un presupuesto de 1,5 millones de euros, de aquí al final de la legislatura, para la descontaminación de los solares municipales contaminados pero aun así, explican fuentes municipales, no es suficiente para poder eliminar los elementos contaminantes de toda la zona y poder acabar con el proyecto de urbanización del barrio. "El paseo marítimo es competencia del ministerio y estamos insistiendo porque es un problema de salud pública. De aquí la urgencia de agilizar los procesos de descontaminación de la zona", añade Trenado.