Con un desfibrilador

Vídeo | Así salvaron dos policías a un hombre que sufrió un infarto mientras renovaba el DNI en Barcelona

1
Se lee en minutos
El Periódico

Un mossos fuera de servicio y un agente de la Policía Nacional de Barcelona ayudaron a salvar la vida de un hombre que había sufrido un infarto mientras renovaba su documento de identidad.

Fue el pasado 14 de julio, cuando un cabo de la Brigada Móvilse encontraba en las dependencias de la Policía Nacional ubicadas en Plaça Espanya, dependencias compartidas con la comisaría de los Mossos del Eixample, para renovar el pasaporte de sus hijas. Instantes después, vio cómo un hombre que se encontraba también en esa oficinarenovando el DNI se desplomó.

El cabo, junto con un agente de la Policía Nacional que se encontraba de servicio y una funcionaria de la misma Oficina de Documentación, comprobaron que tenía pulso débil y una respiración muy floja, le pusieron en posición de seguridad, y solicitaron que les llevaran el Desfibrilador Externo Automático (DEA), que se encontraba en la recepción de la comisaría de Eixample. Mientras esperaban al desfibrilador el hombre dejó de respirar.

Trabajo coordinado

Mientras el agente de Policía Nacional se encargaba de abrir las vías respiratorias para permitir el paso de aire, el cabo inició las maniobras de reanimación cardiopulmonar. Pocos segundos después, el agente de Mossos que se encontraba en la puerta de la comisaría llegó con el DEA, y otra vez coordinándose, le aplicaron descargas hasta que el hombre recuperó el pulso.

Noticias relacionadas

Dos agentes de Mossos d'Esquadra relevaron a los dos policías realizando las maniobras RCP hasta la llegada del sistema de Emergencias Médicas (SEM) que se encargó de asistirle en un primer momento, y trasladarlo a un centro hospitalario.

Operado de urgencia

Ese mismo día el hombre, Vicente, de 75 años, fue intervenido de urgencia en un centro hospitalario con éxito. Dos días más tarde, el departamento de cardiología de este centro hospitalario informó a los Mossos d'Esquadra que Vicente se encontraba en fase de recuperación y que, aparentemente, no sufriría ninguna secuela relacionada con el paro cardiorrespiratorio.