Movilidad sostenible

La empresa que gestiona el Bicing aspira también a quedarse la bici compartida metropolitana

Ferrovial y PBSC compiten con otras dos compañías pero su oferta es económicamente superior y podría facilitar la fusión de ambos sistemas

Usuarios del Bicing, en una de las estaciones de la bici compartida en Barcelona

Usuarios del Bicing, en una de las estaciones de la bici compartida en Barcelona / El Periódico

2
Se lee en minutos
Carlos Márquez Daniel
Carlos Márquez Daniel

Periodista

Especialista en Movilidad, infraestructuras, política municipal, educación, medio ambiente, área metropolitana

Escribe desde Barcelona

ver +

El concurso está resultando muy distinto a lo sucedido en 2009, cuando el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) pensó que sería una buena idea impulsar un Bicing fuera de la gran ciudad y la convocatoria quedó desierta. El plan se guardó en un cajón y el cajón se tiró al Llobregat atado a un ladrillo. Ahora, en 2022, el ente supramunicipal lo ha vuelto a intentar y son tres las empresas que se han postulado. Una de ellas es la unión formada por Ferrovial Servicios y PBSC, el mismo matrimonio que desde hace tres años y bajo el nombre de Pedalem Barcelona gestiona el Bicing de la capital catalana. En caso de ganar, la lógica invita a pensar que la fusión entre ambos sistemas sería más sencilla. Si no cambian los planes, el servicio dispondrá de 2.000 bicicletas repartidas por 200 estaciones que se instalarán en 15 municipios del entorno metropolitano. Y según se anunció, debería estar operativo antes de 2023.

En el sobre hay tres nombres. El ya citado y dos más, que son la unión temporal de empresas (UTE) Movus-Movement-Nextbike y CityBike Global SA, compañía española creada en 2014 por un viejo conocido del negocio del transporte, Moventia, que, con la participación del fondo de inversión Sherpa Capital, gestiona otros servicios de bicicleta compartida en Finlandia y Perú. Movus, por su parte, se encarga del 'sharing' en Valencia, San Sebastián y Córdoba. NextBike también es una firma con experiencia contrastada en el gremio, puesto que, según informa en su página web, tienen bicicletas compartidas en 300 ciudades de 28 países. Su tercer socio, Movement, es experto en diseñar y ejecutar proyectos vinculados con la movilidad sostenible. Esta empresa, de hecho, participó en la primera adjudicación del Bicing, la que en 2007 quedó en manos de Clear Channel. Entonces ya se encargaron de asuntos como el mantenimiento de estaciones o el control telemático del sistema.

A la baja

Noticias relacionadas

En definitiva, el Bicing metropolitano, que todavía no tiene nombre, ya tiene tres novias y ahora el AMB deberá decidir con cual quiere subir al altar. Si es por dinero, la oferta de Ferrovial es la más alta, con 46,2 millones de euros sobre la mesa. La de Movus y compañía está en 40,6 millones y CityBike se queda entre las dos con 44,2 millones. Las tres están muy por debajo del presupuesto de licitación, que asciende a 60,7 millones de euros. Que las ofertas rebajen lo que la Administración está dispuesta a pagar es normal, pero luego puede pasar que te des cuenta de que te pasaste de optimista, y es cuando llegan las ampliaciones de capital y los rescates públicos.

Una usuaria de Bicing

/ JOAN PUIG

Sobre la posibilidad de poder combinar la bici compartida de Barcelona con la metropolitana, el AMB, a través de un comunicado hecho público en julio de 2021, decía lo siguiente: "Se está trabajando satisfactoriamente y de manera coordinada con el Ayuntamiento de Barcelona para hacer efectiva la compatibilidad de los dos sistemas de bicicleta pública".