Regreso de los viajeros

La reactivación turística en Semana Santa será la antesala de una primavera extraordinaria en Barcelona

  • Las previsiones de ocupación por encima del 80%, incluso con llenos en el centro, se suman a una muy alta demanda para toda primavera ante la coincidencia de visitantes vacacionales y por diversas ferias y eventos

Turistas en el parque Güell de Barcelona.

Turistas en el parque Güell de Barcelona. / FERRAN NADEU

4
Se lee en minutos
Patricia Castán
Patricia Castán

Periodista

Especialista en Economía local, comercio, turismo, vivienda, ocio, gastronomía y tendencias urbanas.

Escribe desde Barcelona

ver +

Barcelona se ha vaciado estos días de ciudadanos que han huido para oxigenarse por Semana Santa, tras dos años marcados por las restricciones de todo tipo que tanto afectaron a la movilidad. Pero en la misma medida se ha llenado de turistas que han elegido la capital catalana para su ansiada escapada. En los últimos días ya eran muy visibles ante los iconos locales o paseando por el centro y este puente festivo se ha confirmado la tendencia. Este aparente regreso a la normalidad no va a ser flor de unos días, porque las previsiones del sector son optimistas para toda la primavera, marcada por diversas ferias y eventos que mantendrán alta la ocupación hotelera y en apartamentos turísticos.

Las estimaciones que hace unos días dieron desde el Gremi d'Hotels de Barcelona (80%) y la patronal de pisos turísticos Apartur (por encima del 92%) ya constataban las buenas expectativas para el sector, que aún podrían mejorar teniendo en cuenta que la pandemia ha marcado una tendencia mundial a las reservas de última hora. De hecho, en el corazón de Barcelona se colgará el lleno en algunos alojamientos. Pero lo más destacable es que los próximos meses la tendencia continuará, aunque en Turismo de Barcelona son muy cautos con las expectativas, tras dos años de sobresaltos y oleadas de contagios, y con la vista puesta en lo que está sucediendo en ese ámbito en China. A ello hay que sumar los efectos colaterales de la guerra de Ucrania, insiste su presidente, Eduard Torres.

Fuentes de diversos hoteles del centro y del litoral hablan literalmente de llenos esta semana, tras el "mejor" marzo que habían registrado, así como altísimas ocupaciones hasta junio. La expectativa es de una primavera "extraordinaria", coinciden algunos. Obviamente, algunas ubicaciones periféricas no alcanzarán esas cuotas.

Calendario ferial y otros

Con todo, a la euforia viajera generalizada por motivos vacacionales habrá que sumar sin duda el flujo de visitantes por motivos profesionales en las próximas semanas, porque el calendario local fortalece esa recuperación. Para empezar, a final de abril llega la feria Seafood Expo Global, sobre productos del mar, tras dos años de ausencia y que los hoteleros destacan como uno de las citas importantes del año. Poco después, del 10 al 13 de mayo, llegará la feria audiovisual ISE (pospuesta en febrero por omicron), de la que se espera un impacto local de varios cientos de millones en esta edición, con 800 expositores. La previsión de sus organizadores es alcanzar los 60.000 visitantes del reciente congreso mundial de telefonía, que superó sus expectativas iniciales gracias a la asistencia de última hora. Esta última tiene garantizados tres años en la ciudad, con un crecimiento anual de público y repercusión económica.

Fuentes de la patronal hotelera destacan que esa presencialidad, en el citado congreso MWC y después en la Alimentaria, ha sido fundamental para insuflar confianza de cara a las próximas citas internacionales.

En otro ámbito, un acicate más será la celebración del Gran Premio de Fórmula-1, que aunque no es un imán turístico en términos cuantitativos, sí tiene un importante peso en los alojamientos de lujo, por que se desplazan muchos seguidores de alta capacidad adquisitiva, que ya han hecho sus reservas en establecimientos de la máxima categoría.

Previsiones mes a mes

Torres, explica a este diario que se trata del primer abril en dos años con cifras parecidas a 2019, cuando se batieron récords. Percibe muchos elementos para el optimismo, pero "con mucha prudencia" ante la cantidad de variables que influyen en el sector. Destaca las buenas previsiones de abril y mayo sin atreverse aún a ir más allá, aunque subraya que el sector tenía en el horizonte alcanzar una facturación un 20% por debajo de las alegrías de 2019, pero acercándose a la de 2018 cuando hubo un bajón por la tormenta política en Catalunya y otros elementos. Una cifra que "podría mejorar" posteriormente, pero que se escribe mes a mes, al ritmo de la actualidad.

Noticias relacionadas

Uno de los ingredientes que más alientan esa recuperación es el regreso decidido desde hace unas semanas del turismo estadounidense, que había llegado a ser el más numeroso en Barcelona y que desapareció con la crisis del covid-19. En las últimas semanas se temió que la guerra en Europa afectase fuertemente a ese huésped a la hora de viajar a ultramar, con la consiguiente repercusión en la ciudad. Pero de momento está viajando con normalidad, destaca Torres.

En este sentido, mientras la actividad está ya a la altura de la prepandemia en los apartamentos turísticos, los hoteles mantienen aún un 13,5% de su planta cerrada. Se espera la progresiva reapertura durante estas semanas, sobre todo viendo los niveles de ocupación y que incluso se están dando algunos estrenos, al cambiar de manos empresariales, o por licencias concedidas en zonas no afectadas por la limitación de camas hoteleras.