Modificación en el distrito

ERC rebaja la afectación urbanística de la reforma de Gràcia a cambio de apoyarla

  • El gobierno de Colau previó ganar 2.000 viviendas de protección pero definitivamente el número final será inferior

  • La mitad de un inmueble de más de 160 metros que se venda partido quedará protegida tras la segunda transmisión

La parte alta de la calle de Verdi con construcciones tradicionales de Gràcia. 

La parte alta de la calle de Verdi con construcciones tradicionales de Gràcia.  / Elisenda Pons

2
Se lee en minutos
Toni Sust
Toni Sust

Periodista

ver +

Se ha convertido en una costumbre en la relación entre el gobierno de Ada Colau y su socio externo principal, ERC, sobre todo en estos últimos tiempos en los que el trato entre las partes se ha enfriado un tanto. Los republicanos avanzan las condiciones en las que han alcanzado un pacto con Barcelona en Comú y el PSC, los matices que justifican su apoyo, días antes de que la medida se someta a votación. Este lunes ha pasado en relación con la Modificación del Plan General Urbanístico (MPGM) que afectará a Gràcia.

La encargada de presentar los matices del pacto con ERC ha sido la concejala republicana Elisenda Alamany, que ha subrayado que la afectación del plan en la realidad existente será inferior a la prevista inicialmente. La modificación urbanística pasará está semana por la comisión de gobierno y en principio será sometida al trámite inicial en la comisión de Urbanismo la semana próxima. Allí contará con el apoyo de ERC, que garantiza numéricamente que prosperará. A continuación, el asunto será votado de forma definitiva en el pleno de enero, a finales de mes.

Las tres vías

Los planes del gobierno de Colau partían del objetivo de lograr 2.000 pisos más de protección oficial en un distrito que en alguna de sus zonas sufre grandes dificultades en lo que al acceso a la vivienda se refiere. Para lograr ese objetivo se apostaba por varias vías. Una era la medida del 30%, que obliga, en casos de construcción o gran rehabilitación, a destinar este porcentaje de una promoción a vivienda asequible. Otra era la conversión en vivienda de locales en planta baja.

La tercera era una medida que afectaba a los pisos de más de 160 metros cuadrados. La previsión inicial era que en caso de que se dividan para su venta, algo frecuente en la ciudad en estos tiempos en los que la vivienda es tan costosa en Barcelona, el propósito del gobierno local era que una de las dos mitades resultantes tuviera que ser vivienda protegida cuando hubiera una transmisión. Es decir, en la primera.

Según ERC, ahora esa última obligación desaparecerá de la MPGM y la obligación solo existirá en el caso de la segunda transmisión. Por lo tanto, las únicas vías para lograr más vivienda protegida serán la medida del 30% y la de los locales a pie de calle, aunque no se espera que esta última aporte muchas unidades.

Noticias relacionadas

De esta forma, el número de viviendas resultantes de la modificación no será la de las 2.000 que anunciaba el gobierno hace casi un año. La cifra está por confirmar y se conocerá en los próximos días. “Las previsiones de vivienda protegida que hacía el gobierno eran irreales, poco rigurosas”, ha denunciado Alamany, que no ha ahorrado críticas a Barcelona en Comú y el PSC y ha calificado los dos años y medio de gestión de los socios de “mandato perdido”.

Valldoreix, Frigola y Joanic

Entre las medidas introducidas por el grupo, ERC destaca que 14 viviendas de la calle de Valldoreix que iban a quedar afectadas no lo estarán y que ningún vecino del pasaje de Frigola tendrá que dejar su casa. Además, se incluirá en la MPGM un añadido sobre Joanic que preverá tres escenarios posibles de reforma de la plaza que se trabajarán con los vecinos. La decisión tendrá que concretarse en abril.