El problema de la vivienda

El barrio de Sant Roc de Badalona se enfrenta al peor alud de desahucios en 20 años

  • La plataforma Sant Roc Som Badalona advierte que este enero ya tienen programados más de 20 desalojos en el barrio, una cifra jamás vista desde el 'crack' financiero de 2008

  • El regidor de Servicios Sociales, David Torrent, reconoce que falta personal para atender a los más vulnerables

Puerta de acceso a la nave en Badalona donde están alojados más de un centenar de inmigrantes y que podrían ser desalojados

Puerta de acceso a la nave en Badalona donde están alojados más de un centenar de inmigrantes y que podrían ser desalojados / Jordi Cotrina

5
Se lee en minutos
Elisenda Colell
Elisenda Colell

Redactora

Especialista en pobreza, migraciones, dependencia, infancia vulnerable, feminismos y LGTBI

Escribe desde Barcelona

ver +

"¿Que qué haremos el 13 de enero? Nos iremos con nuestras cosas a ocupar otra nave, o otro sitio donde vivir. No es que nos guste vivir así, es que ni encontramos alquiler ni lo podemos pagar", asume D. un guineano de 40 años que vive en una nave ocupada de la calle de Progrés de Badalona, ocupada por más de 130 personas. El suyo es uno de los más de 20 desahucios, previstos este enero, que tiene notificados la plataforma Sant Roc Som Badalona en los barrios más desfavorecidos de la ciudad. Lamentan la falta de recursos y personal que ofrece el ayuntamiento, algo que el nuevo equipo de gobierno aún no ha podido resolver.

D. tiene un martillo entre las manos, que usa para desvalijar una nevera que revenderá como chatarra. "Nosotros nos dedicamos a esto", explica. "Por eso no podemos vivir en pensiones que es la única opción que nos ofrece el ayuntamiento", cuenta. "Antes estuve viviendo en una nave como esta en Selva de Mar, y en la de Gorg que se quemó; por suerte yo seguí vivo", explica otro de los inquilinos desde el interior de la nave. Está repleta de maderas y palés que diferencian unos habitáculos de otros. Es tan grande, que parece que las pequeñas chabolas en su interior estén organizadas como si fueran calles. "No nos gusta vivir así, pero no tenemos otro sitio donde vivir", asume el joven. Nadie quiere decir sus nombres ni contar sus historias. "¿De qué nos sirve? Cuando hubo el incendio salimos en todos los telediarios pero no ha cambiado nada. La semana que viene nos vamos a la calle" describe D.

Desahucios aplazados

Como el suyo, la Plataforma Sant Roc Som Badalona tiene contabilizados 22 desahucios más solo hasta el 30 de enero en el barrio de Sant Roc y otros cercanos. Para finales de marzo cuentan un centenar. "Muchos de estos casos será el tercer o el cuarto intento de parar el desahucio porque son familias sin ingresos, y está previsto que venga la policía, los antidisturbios de los Mossos d'Esquadra, para desalojarlos", ha alertado el portavoz de la plataforma, Carles Sagués. "Estas cifras, estas situaciones, no las habíamos visto jamás. La moratoria de desahucios ha logrado paralizar a algunos pero esta vez dudo que podamos pararlos", ha aseverado Enric Marin, activista. Lo dice porque ahora ya no les toca mediar con los bancos ni cajas de ahorros que se han quedado los pisos. Ahora los han comprado fondos de inversión internacionales. "No quieren saber nada de las familias y las vidas de la gente que están dentro. Quieren vender los pisos y punto", ha lamentado.

De hecho, la plataforma se ha quejado que el trabajo que ellos hacen, el de intentar mediar con el ayuntamiento y asesorar a las familias que sufren un desahucio porque no pueden pagar la vivienda, debería desempeñarlo la administración. "Es inaudito", ha señalado Sagués. Lo demuestra el hecho de que en Badalona solo trabaje una mediadora social, o que los servicios sociales estén más que colapsados. "Nosotros hemos visto trabajadores de servicios sociales que no pueden más, que tienen que coger la baja o que necesitan atención sanitaria", ha añadido Sagués. "Es un problema crónico, de hace años, que el ayuntamiento de Badalona no se ha modernizado, no quiere atender a sus ciudadanos, y la estructura, la maquinaria municipal, impide que se hagan cambios", ha corroborado Marín.

Administración invisible

La situación es tan crítica que esta semana una trabajadora de los Servicios Sociales de Sant Roc ha encendido todas las alarmas. A través de una entrada en las redes sociales, explicaba la auténtica falta de personal en un barrio, de características similares al del Raval de Barcelona, donde apenas hay dos trabajadoras sociales, mientras que en el de Barcelona son 12 profesionales. "El próximo lunes seré la única!! Que alguien me diga cómo se hace", añadía la carta.

Noticias relacionadas

Una realidad que el mismo concejal de Servicios Sociales, David Torrent, ha confirmado. Además, ha asumido que Badalona es la única ciudad del área ,etropolitana que está incumpliendo las ratios legales de profesionales en los servicios sociales. "Hasta hoy no sabíamos si la oficina del barrio de Sant Roc podría abrir", ha reconocido. "Tenemos un problema de falta de personal en los servicios sociales porque el gobierno de Albiol decidió retirar plantilla en los barrios y llevarlos en las oficinas centrales. No puede ser y estamos trabajando para cambiarlo. Pero la realidad va más rápido, es evidente, solo hace falta ver la lista de desahucios de la plataforma", ha indicado el concejal.

Vuelven los cortes de luz

Otro de los problemas que han vuelto al barrio son los cortes de luz, ya agravado el anterior invierno. Según la plataforma Sant Roc Som Badalona, los vecinos de la calle de Alfons XII han sufrido cinco cortes de luz esta última semana, precisamente cuando las temperaturas invernales han vuelto a bajar. "El día 5 de enero hubo familias que estuvieron sin luz desde las cinco de la madrugada hasta las siete de la tarde. Y el día de Reyes prácticamente tampoco tuvieron luz", se ha quejado Sagués.

Ha detallado que, parte de este problema se debe a la falta de mantenimiento de la compañía eléctrica Endesa, y que muchos de los inquilinos están pinchados a la corriente porque no pueden pagar las facturas y algunos cultivan marihuana. "Albiol prometió un plan: ir escalera por escalera y regularizar aquellos que no podían pagar instalando contadores sociales como se ha hecho en La Mina. Finalmente, no hicieron nada y volvemos a estar igual", ha criticado Sagués.

De hecho, son varios barrios de Catalunya los que en 2021 denunciaron esta problemática. Asesorados por la Aliança contra la Pobresa Energètica, todos los vecinos de los distintos barrios catalanes afectados por los cortes de luz tienen prevista una reunión con la Generalitat la semana que viene, según ha explicado el portavoz de la plataforma.