Tragedia en una nave ocupada hace años en Badalona

Las primeras informaciones indican que vivían más de un centenar de subsaharianos en el recinto abandonado del barrio de Gorg

  • Un virulento incendio en una nave industrial de Badalona, en la que dormían más de un centenar de inmigrantes africanos, causó 2 muertos y 17 heridos
  • La violencia de las llamas hacía temer que pudieran aparecer más víctimas en su interior

Incendio en una nave ocupada en la Calle Tortosa de Badalona / Guillem Sanchez

Se lee en minutos

Un grave incendio quemó la noche del miércoles una nave industrial ocupada por más de un centenar de inmigrantes de origen africano en Badalona. Hasta que no se apaguen las llamas de un fuego «devastador», en palabras del ‘conseller’ de Interior, Miquel Samper, que conlleva un alto riesgo de que la estructura del edificio colapse, los Bombers de la Generalitat no podrán averiguar el alcance de la tragedia, explicó David Borrell, jefe del cuerpo de salvamento y extinción. El balance provisional era a primeras horas de esta madrugada de una víctima mortal, dos heridos en estado crítico, cuatro graves y 11 leves, en total 17 personas lesionadas.

Desde el tejado

La virulencia de las llamas provocó que varios de los atrapados decidieran arrojarse al vacío debido a la desesperación. Los dos heridos críticos, al parecer, son personas precipitadas. Uno de ellos fue ingresado en el Hospital Vall d’Hebron y el otro en el más cercano Trias i Pujol, Can Ruti, de Badalona.

A través de un camión escalera, los bomberos lograron rescatar a una treintena de personas que se encontraban en el tejado de la vieja nave industrial.

El alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, cifró en 60 las personas atendidas por los servicios sociales en el mismo lugar del suceso. También apuntó que otras muchas saltaron por las ventanas del edificio y huyeron del lugar.

Sin embargo, el principal temor de las autoridades era que las personas que faltan para completar la población habitual en esta finca de grandes dimensiones, entre 100 y 200, no hayan huido y estén fuera de su radar, algo posible, sino que hayan sido víctimas del fuego. «No pueden haber salido todos. Yo he oído a gente gritar», explicaba a este diario Abdul, uno de los rescatados.

Llamas intensas y explosión

«Las llamas eran muy intensas y ha habido una explosión cuando todavía había personas dentro que después han bajado por la escalera de incendios», relató Montse, una vecina conmocionada ante el fatal desenlace de una situación que el barrio badalonés del Gorg denunciaba desde hacía años. La ocupación de la nave industrial abandonada también había provocado problemas de convivencia. Algunos de los ocupantes proceden de otros edificios abandonados que ya habían sido desalojados en el barrio barcelonés de Poblenou .

El propio alcalde explicó que apenas 15 minutos antes del suceso, la Guardia Urbana de Badalona y agentes del Cuerpo Nacional de Policía, con competencias en control de inmigración, habían identificado a ocupantes del inmueble siniestrado en sus alrededores.

Los Mossos d’Esquadra desplazaron agentes de orden público para acordonar el dispositivo y también de investigación para aclarar en cuanto sea posible, en colaboración con los bomberos, la causa del incendio. Todas las hipótesis están abiertas: que los moradores del inmueble encendieran un fuego para alumbrarse al haberse ido la luz, un cortocircuito provocado por una sobrecarga eléctrica o incluso que se trate de un fuego provocado. Según los vecinos, en el interior del edificio había colchones y objetos acumulados durante mucho tiempo que podrían haberse comportado como combustible para las llamas.

Hospital de campaña

Además de los efectivos de bomberos también se desplazaron al lugar una veintena de ambulancias del SEM (Sistema d’Emergències Mèdiques), cuyos efectivos montaron un pequeño hospital de campaña para atender a los heridos leves y organizar la evacuación de los más graves a los hospitales. 

El aviso del incendio se recibió a las 20.54 horas, que ubicaba el siniestro en la nave, un inmueble de planta baja y tres plantas. A los pocos minutos, las llamas habían trepado hacia el tejado a gran velocidad, atrapando en la parte superior a muchos de los ocupantes. Esa intensidad empujó a varios a saltar a la calle desde las ventanas. Algunos resultaron heridos de gravedad.

Te puede interesar

La estructura del edificio podría estar tan dañada que el riesgo de colapso es grande y, en consecuencia, las tareas de los bomberos muy delicadas. Hasta que no se apaguen las llamas no resultará posible comprobar la magnitud de la tragedia y comenzar los trabajos para apuntalar el bloque.

De la gravedad de lo ocurrido, un suceso que se ha cebado sobre un colectivo especialmente vulnerable, da la medida las autoridades que se desplazaron inmediatamente al lugar de los hechos: el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès; los ‘consellers’ de Interior, Miquel Samper , y Salut, Alba Vergès, y los jefes de los Mossos y Bombers, Josep Lluís Trapero y David Borrell.