En el Eixample

El pistolero que disparó a un cliente de una terraza de Barcelona conocía a la víctima

  • La policía busca al autor del disparo y el herido, de 46 años, se recupera del impacto en el Hospital Sant Pau de la capital catalana

Confluencia de las calles avenida Gaudí con Industria donde anoche un hombre recibió un disparo por causas desconocidas.

Confluencia de las calles avenida Gaudí con Industria donde anoche un hombre recibió un disparo por causas desconocidas. / Joan Mateu

3
Se lee en minutos
Guillem Sánchez
Guillem Sánchez

Redactor

Especialista en Sucesos, tribunales, asuntos policiales y de cuerpos de emergencias

Escribe desde Barcelona

ver +

Los Mossos d’Esquadra investigan un disparo de bala que hirió a un hombre de 46 años de edad ayer sábado a las 22.30 horas. Según las primeras informaciones, avanzadas por la Cadena Ser, la víctima habría recibido el tiro en el pecho mientras se encontraba en el cruce de la avenida Gaudí con la calle de Indústria, el Eixample de Barcelona, una zona de terrazas. Un trabajador del bar Firo Tast, que se encuentra a unos 50 metros, afirma que incluso oyó la detonación, que describe como "una explosión" que, de entrada, nadie relacionó con un arma de fuego. Y oficialmente los Mossos explican únicamente que el Área de Investigación Criminal se ha hecho cargo del caso, que el aviso del episodio entró a las 22.30 horas, que no había ni rastro del supuesto pistolero cuando llegaron las primeras patrullas y que el herido fue trasladado al Hospital de Sant Pau, el más cercano, donde se recupera del disparo. 

La avenida Gaudí es una tramo peatonal ubicado entre el templo de la Sagrada Família y el Hospital de Sant Pau. Una travesía infestada de bares y de comercios y por donde pasean familias a todas horas. Que un pistolero haya abierto fuego contra un ciudadano que se tomaba algo en una de las terrazas es algo que ha generado una inquietud notoria. Según fuentes policiales consultadas por EL PERIÓDICO, quien atacó a la víctima no actuó de forma indiscriminada sino que habría ido a buscarlo a él. La explicación que a estas alturas tendría más sentido para los investigadores es que el episodio sea un ajuste de cuentas entre autor del disparo y el hombre que lo recibió. Pero las pesquisas acaban de comenzar, subrayan las mismas fuentes, y todavía es pronto para sacar conclusiones.

El incidente con el taxi

Los policías cuentan con un elevado número de testimonios presenciales cuyas versiones no se ajustan del todo. La parte que más versiones contradictorias ha motivado es la que concierne al taxi. Al parecer, el hombre tras recibir el disparo, trató de abandonar el lugar de los hechos cogiendo un taxi. El conductor, sin embargo, al percatarse de que el pasajero que acababa de montar en el asiento trasero estaba mal herido, salió del vehículo y comenzó a pedir auxilio. Los gritos del conductor llamaron la atención de vecinos que no habían oído el disparo y creyeron que todo había comenzado así. Como una pareja de residentes en una finca con vistas al cruce entre avenida Gaudí y la calle de Indústria, que dedujeron que el hombre habría recibido el tiro en otro lugar y, en consecuencia, ya llegó herido a la avenida Gaudí.

Noticias relacionadas

Lo que cuenta esta pareja de vecinos, de origen búlgaro, es que ellos escucharon al conductor pedir ayuda, se acercaron a ver qué ocurría y vieron a la víctima dentro del taxi. En inglés, explican esto: “Estaba recostado en el asiento trasero, parecía ruso, de unos cincuenta años. Estaba consciente y se presionaba una herida que no estaba en el pecho como se ha dicho sino aquí –y se señalan con la mano una zona lateral del abdomen, cerca de la cadera–. La ambulancia tardó casi 15 minutos en llegar –a pesar de que Sant Pau está a unos escasos 100 metros–. Cuando se lo llevaron, llevaba una máscara para el oxígeno y estaba vivo”.

La investigación se centra ahora en tratar de localizar al pistolero que se dio a la fuga después de abrir fuego en una travesía peatonal tan concurrida como la avenida Gaudí.

Temas

Armas