Suciedad en la vía pública

La basura toma Sant Andreu la primera semana de recogida puerta a puerta

Bolsas de basura mal separadas en Sant Andreu, el martes a la noche.

Bolsas de basura mal separadas en Sant Andreu, el martes a la noche. / Laura Guerrero

  • El barrio estrena este nuevo reciclado de residuos ante el rechazo y desconocimiento de muchos vecinos

5
Se lee en minutos
Beatriz Pérez
Beatriz Pérez

Periodista

Especialista en sanidad, temas de salud

Escribe desde Barcelona, Catalunya, España

ver +

Por segundo día consecutivo, los vecinos del barrio de Sant Andreu de Palomar, en Barcelona, se han levantado con gran parte de sus calles llenas de bolsas de basura que no han sido recogidas. Las mismas que dejaron la noche anterior. El sistema de recogida de residuos puerta a puerta, con el uso obligado de bolsas de chip (suministradas por el ayuntamiento) para identificar su procedencia, comenzó a funcionar el lunes. Se han retirado de las calles de Sant Andreu los contenedores de plástico, de papel, el gris y el orgánico (todos excepto el vidrio), porque los vecinos ahora deben bajar los residuos y dejarlos en su portal.

Pero no pueden hacerlo cada día: la fracción orgánica se recoge tres veces a la semana; el plástico, dos; los restos no reciclables uno; y el papel, uno. Y siempre deben bajarse entre las 20 y las 22 horas de la noche. Un cambio de hábitos que a los vecinos les está costando y que ha llevado a que este miércoles, de nuevo, esquinas y portales de las calles Gran de Sant Andreu y la Rambla Fabra i Puig hayan amanecido con bolsas de basura tiradas en los espacios donde antes se encontraban los contenedores."Qué asco", comentan muchos vecinos. Dos trabajadoras municipales pasan por la zona y ponen en esas bolsas etiquetas que dicen: 'No embrutis Sant Andreu. Cal deixar els residus ben separats davant del portal seguint el calendari i l'horari establerts'. No fueron recogidas porque bien no fueron depositadas dónde tocaba, cómo tocaba o a la hora que tocaba.

Por ejemplo, en la puerta del número 48 de la Rambla Fabra i Puig había esta mañana dos bolsas de orgánica. "La orgánica hay que bajarla en el cubo que el ayuntamiento dio a cada vecino. No se pueden dejar las bolsas así tiradas en la puerta", explican las trabajadoras a los vecinos que se quejan. "Todo esto os lo encontraréis en verano, con el calor y las moscas", replica enfadado un señor mayor. "No es que la mayoría de la gente no entienda cómo se hace, es que siempre se ve más a los que lo hacen mal que a los que lo hacen bien", justifica la trabajadora municipal.

El sistema de recogida puerta a puerta, que permite mejorar la recogida de basuras selectivas (llegando a resultados de entre el 60% y el 80%, cuando Barcelona está actualmente en un 30%), así como retirar de las calles los contenedores, funciona desde 2018 en Sarrià. Ahora es el turno de Sant Andreu. Los próximos serán Horta y Sant Antoni. El ayuntamiento ha estado informando a los vecinos de Sant Andreu de este nuevo sistema desde febrero, con cartas, anuncios en los portales y reuniones. Pero algunos o no se han enterado, o no están muy a favor.

"Lo veo fatal, es una dictadura. Yo tengo un alto grado de discapacidad y ahora, a preocuparme por esto...", se queja Silvia, vecina de la zona. "Los desechos [lo que no se recicla] solo se tiran una vez a la semana. Pero las compresas, los pañales, los 'pipis' de los gatos... Eso huele muchísimo". El sistema de recogida puerta a puerta incluye un sistema itinerante que cada día para en 10 puntos diferentes del barrio con un horario establecido para recoger aquellos residuos que no pueden esperar más.

"Todo el barrio de Sant Andreu está en contra de esto. Están todas las calles llenas de basura", se queja Esperanza. Un comerciante que mira dos bolsas de orgánica al lado de su comercio comenta: "En verano tendremos moscas como puños".

Bolsas de basura mal separadas en Sant Andreu, ayer por la noche.

/ Laura Guerrero

Cambio de hábitos

El sistema de recogida puerta a puerta está instaurado ya en más de 200 municipios de Catalunya. Del 3 al 22 de mayo, el ayuntamiento repartió los kits (cubos de basura para la orgánica y bolsas para seis meses con chip) al vecindario de Sant Andreu. Según fuentes municipales, más del 80% de estos vecinos ya tienen el kit. Y quienes aún no pueden conseguirlo en las oficinas del Porta a Porta en el Espai Josep Bota del Recinte Fabra i Coats (Sant Adrià, 20) o en la plaza de las Palmeras. También pueden llamar al 658 54 08 45.

Estas mismas fuentes explican que el escenario de estos primeros días, con algunas bolsas de basura mal separadas, era esperable porque este nuevo sistema de recogida todavía se está desplegando. No obstante, aseguran que el ayuntamiento no hace la vista gorda y recoge todas esas bolsas antes de las 14 horas. "En Sarrià al principio también pasó esto. Sabemos que es un cambio de hábitos importantísimo que no se hace de un día a otro", señalan fuentes municipales. Por eso el ayuntamiento está reforzando el trabajo de los informadores a pie de calle.

"En Sarrià también pasó esto. Es un cambio de hábitos que no se hace de un día a otro", señalan fuentes municipales

Noticias relacionadas

La Associació Veïnal Sant Andreu Sud asegura haber recibido "muchas quejas vecinales" contra esta nueva recogida de basuras. "Nos estamos organizando para plantar cara y rechazar este sistema que nos han impuesto", manifiesta la presidenta de la asociación, Cristina Galán. Critican que el ayuntamiento no ha dado a los vecinos la opción de debatir sobre ello. "Es insalubre tener bolsas de basura en pisos pequeños sin tener en cuenta cuántas personas viven en ellos", critica. La asociación prevé concentrarse próximamente en la plaza de Orfila para protestar por lo que considera una "campaña de márketing", cuando "el gran contaminador es el capital".

El concejal de Emergència Climàtica del consistorio, Eloi Badia, ha reconocido este miércoles algunos "desajustes" en el puerta a puerta de Sant Andreu, debido al "desconocimiento" por la novedad y a la "indisciplina" de algunas personas. Pero ha confiado en que se irán "resolviendo". Para la asociación vecinal de Sant Andreu la gestión de Badia es un "desbarajuste".

Bolsas de basura mal separadas en Sant Andreu, ayer por la noche.

/ Laura Guerrero