Quo vadis bcn

Vilà, Síndica de Greuges de BCN: «Los alcaldes escuchan pero tardan mucho en responder»

  • La defensora cree que el de la vivienda es el problema más grave de los que se mantienen en el tiempo en Barcelona

Maria Assumpció Vilà, en la terraza del despacho en la ronda Sant Pau

Maria Assumpció Vilà, en la terraza del despacho en la ronda Sant Pau / RICARD CUGAT

Se lee en minutos

La Síndica de Greuges de Barcelona abandonará sus funciones el próximo 5 de septiembre, después que en julio se elija a su sucesor y tras 11 años en el cargo. Vilà ha ejercido durante dos mandatos de cinco años (y un año en funciones) la defensora de los barceloneses.

Usted empezó en el final del mandato de Jordi Hereu. Ha conocido a tres alcaldes. ¿Cómo le ha ido con ellos? ¿Le han hecho caso? Muy bien. Me han escuchado. He tenido buen trato con todos, aunque sean de colores distintos.

¿El poder tiende a protegerse? Lo único que denuncio y sigo denunciando es que tardan mucho, demasiado, en responder. Ha pasado con todos los gobiernos. Pero no he recibido nunca una llamada para decirme que había algo que no podía pedir o decir. Nosotros emitimos una resolución, la enviamos al área afectada del ayuntamiento y pedimos un retorno, saber si la recomendación que hemos hecho se puede cumplir o no. Responden bastante, aunque por ley no están obligados a hacerlo.

¿Hasta qué punto tiene que hacerle caso el ayuntamiento? Tienen que responderme cuando pido información sobre quejas o investigaciones de oficio. 

Pero no tienen que rectificar una actuación. No, mis funciones no son las de un juzgado. Ahora bien, me han escuchado y hemos arreglado cosas.

Pese a que hay una parte de participación, una votación que es simbólica, al final son los grupos políticos los que eligen al síndico. ¿No debería ser una elección más plural? Ya es plural, porque hay muchos grupos. Me gusta del reglamento que te presenten las entidades. Me parece positivo. La votación ciudadana no es vinculante, y la gente tiene que saberlo. 

Maria Assumpció Vilà, en su despacho, este jueves.

/ RICARD CUGAT

¿Cuánta gente conoce en Barcelona a la Síndica de Greuges? No puedo decir qué porcentaje, creo que todavía se nos conoce poco. El Síndic de Greuges catalán es más antiguo y conocido y a menudo nos confunden.

Por lo tanto, muchos barceloneses no saben que pueden recurrir a la Síndica de Greuges. ¿Para qué pueden hacerlo? Por todo lo que esté relacionado con el ayuntamiento. 

Usted tiene un pasado vinculado con el mundo de las entidades sociales. ¿Cómo ve el presente y el futuro? Vendrán muchos problemas. Llegan muchas quejas vinculadas a la precariedad económica. Soy pesimista y creo que soy realista. El golpe sanitario y económico es muy fuerte. Esto costará mucho remontarlo. Es una crisis mundial.

"Vendrán muchos problema (por la pandemia). Soy pesimista. Esto costará mucho remontarlo. Es una crisis mundial"

tsust

¿Y en Barcelona se notará? Se notará mucho. Al principio de la pandemia nos llamaba gente que no sabía dónde estaban las sedes de los servicios sociales: nunca había tenido que ir. No sé cómo soportarán las administraciones la crisis, será muy complicado gestionarla.

¿Y la sociedad? La sociedad está mentalizada, ve que la situación es grave y nueva. Porque no vivimos la pandemia anterior. Además, hoy la gente viaja mucho más, y eso crea una situación distinta. Tenemos que ser conscientes de que el peligro seguirá existiendo. Vienen años muy duros económicamente.

¿Barcelona está preparada para afrontar todo esto? Creo que el ayuntamiento ha hecho esfuerzos. Los servicios sociales trabajan como pueden pero no dan abasto.

¿Por qué nunca, ni en épocas de bonanza ni de crisis, desaparece el fenómeno de las personas sin hogar, que de hecho aumenta en Barcelona? En la sindicatura nos hemos preocupado por este tema. Hemos hecho un estudio profundo: seguramente esto se podría arreglar con dinero, pero hay que tener en cuenta que aquí llega mucha gente, por cierto, cada vez más joven. Muchos ayuntamientos los envían a Barcelona porque hay más recursos. Creo que hay que trabajar en la prevención, evitar que estas personas lleguen a la situación en la que están.

Se le han quejado del urbanismo táctico. El debate empezó ya con la zona de bajas emisiones, con los vehículos que ya no pueden circular, algunos de personas sin muchos recursos. Se tendría que haber mejorado el transporte público y las personas que vienen a Barcelona a trabajar desde otras localidades deberían disponer de aparcamientos en las entradas de la ciudad. El urbanismo táctico: aquí al lado está la supermanzana de Sant Antoni. Ahora hay una parte de gente contenta y otra que no. Recuerdo cuando se cerró al tráfico el Portal de l’Àngel. Vecinos y comerciantes están desesperados y hoy es una de las zonas más caras de España. Al tema de la pintura en el suelo tampoco le doy mucha importancia.

"Se tendría que haber mejorado el transporte público y las personas que vienen a Barcelona a trabajar desde otras localidades deberían disponer de aparcamientos en las entradas de la ciudad"

¿Que el coche pierda espacio es inexorable? Sí, con este ayuntamiento y con el de otro color también lo sería. 

Usted llegó al cargo en plena crisis inmobiliaria y se va en plena crisis sanitaria. ¿Qué ciudad encontró y cuál deja? Ciudades con problemas distintos pero todos basados en la economía. Cuando llegué, la vivienda estaba fatal. Había desahucios por impagos de la hipoteca. Fue muy triste. Viví situaciones dramáticas. Ahora vivimos la pandemia. Han cambiado algunas cosas. La tecnología ha avanzado y el teletrabajo crece: estará muy bien para algunas cosas pero para otras, no. Cuando escucho que el teletrabajo ha venido para quedarse me asusto un poco. 

¿Cómo imagina Barcelona dentro de un siglo? Imagino que el mar habrá subido y la Barceloneta desaparecerá. Habrá mucha tecnología y habrá otra pandemia si no ha habido otra antes. Espero que haya más equidad, especialmente entre hombres y mujeres.

"Si no tienes vivienda, el resto de problemas que tengas no los puedes solucionar"

¿Le inquietan los bajos salarios de la gente joven? Sí. El nivel salarial es muy bajo y a los jóvenes les cuesta mucho encontrar un empleo. Antes una persona

Noticias relacionadas

¿En estos años, cuál es el problema que ha visto que suscite más inquietud? La vivienda. Si no tienes vivienda, el resto de problemas que tengas no los puedes solucionar. La tranquilidad de tener tu espacio: sin esa base, no puedes resolver el resto de tus problemas. Es básico para afrontar la vida.

Vemos muchos desahucios. Es muy preocupante y vergonzoso lo de los desahucios.