Tras el fin de la moratoria

Barcelona estudia fijar horarios para llevar a los perros atados en zonas de uso compartido

El Ayuntamiento presentará en breve un plan estratégico de perros, según ha avanzado la concejala Laia Bonet

Perro paseando con sus dueños en los Jardines de Hiroshima (Barcelona)

Perro paseando con sus dueños en los Jardines de Hiroshima (Barcelona) / RICARD CUGAT

Se lee en minutos

El Periódico

El Ayuntamiento de Barcelona estudia definir horarios para llevar atados o desatados a los perros a zonas de uso compartido (ZUC) en las que el consistorio está trabajando. Así lo ha explicado el concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Eloi Badia, en una entrevista en la cadena betevé. Badia ha señalado que la idea de establecer franjas para que los propietarios de perros puedan llevar a sus mascotas es una de las opciones que tiene el Gobierno de Ada Colau sobre la mesa cuando se levante la moratoria municipal que permite el acceso general de perros a espacios verdes hasta que la ciudad se dote de suficientes áreas específicas para perros.

Según Badia, ahora Barcelona ya cuenta con suficientes zonas para animales de compañía y, por tanto, es necesario "proteger la naturaleza". Por ello, ha añadido, hay que analizar qué espacios públicos pueden ser compartidos y cuáles no. Este análisis, ha apuntado, puede dar pie a "horarios, más espacios o espacios donde no se permita el acceso a perros". El concejal ha defendido con un "ya tocaría" levantar la actual moratoria. Actualmente, Barcelona tiene más de 100 áreas para perros, según la información municipal. Casi la mitad de estas zonas tienen entre 300 y 400 metros cuadrados.

Badia ha aclarado posteriormente que cuando hablaba de fijar horarios en algunos espacios no se refería a los parques --donde los animales ya han de ir atados excepto en zonas específicas-- sino a las zonas de uso compartido (ZUC) y que, en todo caso, hablaba de franjas horarias durante las cuales los perros podrían ir sueltos y de otras en las que deberían ir atados.

Por otra parte, la tercera teniente de alcalde y responsable de Políticas de Bienestar Animal, Laia Bonet, ha comparecido en comisión para responder una pregunta de JxCat sobre el despliegue de la ordenanza sobre la protección, tenencia y venta de animales del 2014 y sobre las acciones para concretar las zonas de uso compartido. Bonet ha recordado que la ordenanza prevé zonas segregadas específicas para perros y zonas de uso compartido.

Retraso en el despliegue de zonas compartidas

Respecto a las zonas segregadas, Bonet ha asegurado que casi se ha cuadriplicado lo que estipula la ordenanza y se ha ido más allá. Hoy, ha dicho, hay casi cuatro áreas por distrito, mientras que la ordenanza prevé, como mínimo, una. Según la concejala, el 98% de los vecinos de Barcelona tienen una zona para perros a menos de 15 minutos de su casa. Pese ello, ha reconocido que aún hay que habilitar zonas de uso compartido, despliegue que la pandemia ha retrasado.

Noticias relacionadas

En este sentido, Bonet ha explicado que el consistorio tiene una lista de las 73 posibles zonas de uso compartido que puede haber en Barcelona, pero ha subrayado que la pandemia ha retrasado su implementación.

"Actualmente, debido a la pandemia, muchas de estas zonas están ocupadas para usos escolares o para ampliar terrazas de bares y restaurantes", han añadido fuentes municipales citadas por ACN. Las mismas fuentes han apuntado que en todos los distritos se están definiendo estas zonas de uso compartido. "Serán espacios donde será posible, en horarios determinados, el paseo de perros y la circulación de personas", han explicado. El ayuntamiento procederá a implantar estas zonas una vez la situación de la pandemia esté "estabilizada". "Acabaremos el mandato con las ZUC implantadas", ha garantizado Bonet, que ha avanzado que el ayuntamiento presentará pronto un 'plan estratégico de perros'.