Transporte público

El Gobierno concede una subvención de 109,3 millones a la ATM

  • El Consejo de Ministros apoya la financiación del transporte público en áreas metropolitanas como la de Barcelona

  • La ayuda servirá a paliar los efectos de la caída de ingresos provocado por el descenso de viajeros a raíz de la pandemia

Autobuses de TMB.

Autobuses de TMB. / SERGI CONESA

Se lee en minutos

El Periódico

La Autoridad del Transporte Metropolitano de Barcelona (ATM) recibirá una inyección económica de 109,3 millones de euros, después que el Consejo de Ministros de este martes haya aprobado una subvención nominativa por esta cantidad. La subvención llega a iniciativa del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, con el objetivo de "financiar el transporte terrestre público regular de viajeros en su ámbito de actuación, garantizando así la prestación del transporte público en esta importante área metropolitana", según dicta el comunicado del ministerio que encabeza José Luis Ábalos.

El Gobierno ha adoptado un cambio de criterio en la gestión de estas partidas, ya que hasta el pasado año le correspondía otorgar las subvenciones al Ministerio de Hacienda y no al de Transportes. El comunicado, tras la aprobación de la subvención, detalla el papel del Estado en la financiación del transporte regular de viajeros en áreas metropolitanas como la de Barcelona, "que se caracterizan por un importante volumen de población afectada, una gran intensidad de desplazamientos, la participación de varias administraciones en su gestión y la afectación de su funcionamiento sobre la actividad económica general y de diversos sectores". La concesión de este tipo de subvenciones está condicionada a disponer de un plan de movilidad sostenible.

Noticias relacionadas

Caída de ingresos

Esos 109,3 millones servirán, sin duda, para paliar la caída de ingresos de la ATM provocada en el año 2020 por la pandemia del coronavirus, que llevó a que muchos ciudadanos dejarán de usar el transporte público por temor a un contagio. Los ingresos por la compra de billetes, según la ATM, cayeron un 45%, lo que supuso recaudar 247,8 millones de euros menos. Se registraron un total de 565 millones de viajes del transporte público en el área de Barcelona, lo que supuso una caída del 46,6% respecto al año anterior. En ese 2019 se alcanzó el máximo histórico de 1.057 millones de validaciones.