TRANSPORTE PÚBLICO

Un ascensor unirá al fin los barrios de Vallcarca y El Putxet

Empiezan las obras para conectar el vestíbulo del metro con la calle y salvar así el desnivel entre ambos vecindarios

Imagen virtual del ascensor que unirá República Argentina con la avenida de Vallcarca

Imagen virtual del ascensor que unirá República Argentina con la avenida de Vallcarca / El Periódico

Se lee en minutos

El Periódico

Las escaleras mecánicas y los ascensores facilitan la vida a las personas con la movilidad reducida, pero pueden convertirse también en un puente entre calles y barrios que, por la gracia de la orografía, viven casi de espaldas a pesar de estar pegados. Es el caso de Vallcarca, el barrio más montañoso de Gràcia, conocido por su puente, su interminable plan urbanístico y, en el pasado, por la Casita Blanca, derribada en tiempos del alcalde Xavier Trias. Ahí arriba, en la frontera con el Putxet i el Farró, lo que sucede en la avenida de la República Argentina y lo que sucede en la avenida de Vallcarca son dos mundos paralelos que apenas se tocan. En menos de un año, o esa es la previsión, lo harán un poco más gracias a la instalación de un elevador que permitirá conectar ambas arterias (y ambos barrios) con el vestíbulo de la parada de metro de la línea 3 y, lo que es casi más importante, unirlas entre sí salvando el desnivel sin esfuerzos.

Te puede interesar

La obra corre a cargo del Departament de Territori i Sostenibilitat y empezará este martes. Será, de hecho, la segunda fase de la adaptación de esta estación del suburbano barcelonés, puesto que en 2018 ya se procedió a remodelar el vestíbulo para permitir la instalación de dos ascensores que comunican con los andenes, así como la eliminación de distintos escalones para generar rampas que facilitan la circulación de los viajeros. Aquello tuvo un coste de 1,7 millones. Y los trabajos iniciados esta semana, que deberían estar terminados en 10 meses, ascenderán a 1,1 millones más, sufragados por el fondo europeo de desarrollo regional. De esta manera, el nuevo elevador tendrá tres paradas: una en el vestíbulo y otras dos en sendas avenidas.

A día de hoy, 146 de las 159 estaciones en servicio en la red de metro de la capital catalana están ya adaptadas, lo que supone un 92% del total, una de las cifras más elevadas de Europa. Además de Vallcarca, también se está trabajando en mejorar las paradas de Plaça Espanya y de Maragall. Las otras 10 están en fase de redacción de proyecto.