Accidente en el Eixample

Muere un conductor de patinete al chocar con un taxi en Barcelona

  • El siniestro se produjo en la confluencia entre Ausiàs March y el paseo de Sant Joan

 Cruce de las calles de Ausias March y Paseo de Sant Joan donde el viernes tuvo lugar la colision entre un patinete y un taxi con la muerte del joven conductor  del patinete

Cruce de las calles de Ausias March y Paseo de Sant Joan donde el viernes tuvo lugar la colision entre un patinete y un taxi con la muerte del joven conductor del patinete / JORDI COTRINA

1
Se lee en minutos
El Periódico

Un joven de 25 años que conducía un patinete eléctrico ha muerto tras sufrir un accidente con un taxi en el Eixample de Barcelona. El siniestro se produjo a las 21.00 horas del viernes en el cruce de la calle de Ausiàs March con el paseo de Sant Joan. Es la segunda víctima mortal en accidente de tráfico en la ciudad en lo que va de año.

El Sistema de Emergències Mèdiques (SEM) trasladó al joven a un hospital, donde falleció a consecuencia de las graves heridas. La Guardia Urbana se ha hecho cargo de la investigación de los hechos. El ayuntamiento ha lamentado la muerte del joven y ha trasladado el pésame a la familia. El consistorio ha reiterado su compromiso de seguir trabajando para reducir las víctimas en accidentes de tráfico.

El pasado septiembre, otro conductor de patinete falleció al chocar contra una furgoneta, también en el Eixample de Barcelona.

Uso al alza

Noticias relacionadas

El patinete, o por extensión, los vehículos de movilidad personal (VMP), van ganando terreno en la gran Barcelona. Según un estudio del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), entre el 2017 y el 2019, la apuesta por este transporte se multiplicó por cuatro, de los 10.000 movimientos diarios a los 40.000. Esa es la media diaria, pero la encuesta de movilidad en día laborable estima que cerca de 118.000 personas son usuarias habituales u ocasionales del patinete. El problema, reza el informe, es que hay todavía demasiada confusión normativa.

Barcelona fue pionera con la regulación del patinete al modificar la ordenanza de circulación en mayo del 2017. Los denominados vehículos de movilidad personal (VMP) pasaron a tener estatus propio con cinco categorías y una serie de limitaciones. Desde el 2 de enero ya hay una decreto estatal que pone coto a este tipo de artilugios. A la capital catalana le tocará adaptarse en algunos detalles, como la velocidad o el tipo de vías por las que pueden o no pueden circular. La novedad pilla a nuestra ciudad con la guardia alta, con un intenso trabajo de la Guardia Urbana en materia de sanciones que en este 2021 irá a más.