TRANSPORTE FERROVIARIO

La estación de Sants finaliza su nuevo y más racional esquema de vías

Los trenes que usan el túnel de Catalunya y los que van por el de paseo de Gràcia disponen ahora de cuatro plataformas cada uno

Se lee en minutos

El abigarrado sistema ferroviario de Barcelona está de enhorabuena con la finalización de la reforma del esquema de la estación de Sants, que ahora dispone de cuatro vías de estacionamiento para cada uno de los dos túneles de acceso. De esta manera, y de una vez por todas, se agiliza la subida y bajada de pasajeros y se reduce el impacto en caso de incidencia en algún convoy. Esta actuación, conocida como 4+4, ya es una realidad al 100% a partir de este lunes tras una inversión cercana a los nueve millones de euros. De rebote, se espera que Rodalies sea ahora más puntual que antes de la reforma.

Hasta ahora, de las ocho vías destinadas a servicios de ancho convencional (Rodalies, Regionales y Larga Distancia), dos de ellas cubrían las 618 circulaciones que usan a diario el túnel de plaza de Catalunya mientras que las otras seis se encargaban de despachar lo que llegara o fuera camino de la galería de paseo de Gràcia, 396 circulaciones cada día. La nueva configuración equilibra la funcionalidad de la terminal, de manera que cada túnel tenga cuatro vías de estacionamiento.

Nuevo reparto

Así las cosas, los trenes que transcurran a través de Catalunya en sentido L'Hospitalet de Llobregat quedan estacionados en las vías 7 y 8, mientras que los que usan el mismo tubo en dirección norte pararán en los andenes 9 y 10. Los del paseo de Gràcia hacia el sur se quedan con las plataformas 11 y 12 y las que suban hacia arriba pararán en la 13 y la 14.

Adif confía que con la nueva configuración se reducirán los tiempos de paso de los trenes que circulan por la estación, ya que estas operaciones de subida y bajada de viajeros de los convois del túnel de la plaza de Catalunya pasan a realizarse en dos vías con andén común, en vez de una vía como ocurría anteriormente. La configuración anterior, en muchas ocasiones, obligaba a un tren a detenerse en el túnel a la espera de que el raíl quedara libre para poder acercarse y desencochar pasajeros.

La plaza de los Països Catalans, frente a la estación de Sants

/ FERRAN NADEU

Te puede interesar

Con el nuevo esquema de vías, según reza Adif en un comunicado, la estación de Sants es la primera gran terminal de viajeros de la red que se gestiona íntegramente con un sistema automático de enrutamiento, que "maneja los desvíos y señales sin requerir la intervención constante del personal de circulación". Los empleados se limitan a supervisar el buen funcionamiento de todos los sistemas e intervienen solo en caso de incidencia. Esta planificación "redunda en una mayor agilidad en la gestión del tráfico, acortando los tiempos de realización de las tareas sistemáticas de control de tráfico, y contribuyendo a una mayor ergonomía de los puestos de circulación".

Estas mejoras en la estación de Sants se incluyen en el plan a diez años de mejora del sistema ferroviario en Catalunya. Se prevé una inversión cercana a los 6.300 millones de euros hasta el 2030, cuando se espera que el sistema de Rodalies doble su cifra anual de viajeros. El embudo ferroviario de Barcelona está ahora pendiente de la conexión ferroviaria con el aeropuerto que el Govern quiere dejar en manos de Ferrocarrils. Renfe cree que es un error porque eso colapsaría todavía más la circulación de trenes en Barcelona. La empresa cree que ese servicio debe integrarse en una línea ya existente de cercanías.

Temas

Adif