Presunto delito de daños

Detenido un hombre por quemar 12 contenedores en Barcelona y L’Hospitalet

  • El arrestado fue pillado el día de Reyes cuando intentaba incendiar otro depósito para basura

  • Seis de los depósitos de basura ardieron en distintos puntos de la Gran Via

Uno de los 12 contenedores presuntamente incendiados por el detenido el día de Reyes.

Uno de los 12 contenedores presuntamente incendiados por el detenido el día de Reyes.

Se lee en minutos

El Periódico

El día de Reyes es una fecha de especial felicidad para los niños y de cierta tensión para los padres. Y luego hay ciudadanos que no comparten la ilusión de la jornada y que prefieren quemar contenedores. Es el caso de un hombre que fue detenido este miércoles por la Guardia Urbana después de que convirtiera en pasto de las llamas hasta 12 contenedores.

El pirómano actuó teniendo en cuenta la clave metropolitana, ya que en su ruta flamígera quemó unos cuantos depósitos de basura en L’Hospitalet para continuar después su ruta hacia Barcelona. El detenido tiene 60 años.

Llamas en la Gran Via

La sala de mando conjunto alertó a una patrulla del primer incendio que fue detectado. Se avisó a los agentes de la Guardia Urbana de que un contenedor ardía a la altura del número 335 de la Gran Via. El fuego fue apagado por los bomberos. Los agentes de la Guardia Urbana se percataron de que no era un caso único cuando vislumbraron a lo lejos dos columnas de humo que provenían de otros contenedores ubicados también en la Gran Via. De hecho, seis de los 12 contenedores que ardieron el día de Reyes lo hicieron en esa calle.

Te puede interesar

Ante la constatación de que todo apuntaba a que se trataba de sucesos provocados, la patrulla pidió imágenes de las cámaras que están situadas en la zona. Mientras, otra patrulla de la Guardia Urbana, esta no uniformada, se percató de la presencia de un hombre ante uno de los contenedores en llamas. Un individuo con una actitud visiblemente nerviosa y sospechosa, según detalla el comunicado que el Ayuntamiento de Barcelona remitió sobre los hechos. Los agentes no uniformados procedieron a identificar al presunto incendiario.

Los agentes supieron a renglón seguido que en L’Hospitalet habían ardido varios contenedores, y lograron una descripción del responsable por parte de algunos testigos de su ruta peculiar. Testigos que lo habían visto en L’Hospitalet y que informaban de que había seguido su camino en dirección a Barcelona. Y la descripción coincidía con la imagen del hombre identificado por los urbanos en la capital catalana. Los agentes iniciaron entonces su búsqueda y lo hallaron en el número 14 de la carretera de El Prat, término municipal de Barcelona, cuando intentaba encender otro contenedor. Fue detenido por un presunto delito de daños.