Fiesta deslucida

Un primer chapuzón del año con poca gente

  • La anulación del acto por parte del Club Natació Atlètic-Barceloneta y el mal tiempo han aguado el tradicional encuentro, que solía reunir a casi un millar de personas

Algunos de los bañistas que se han metido en el mar en la Barceloneta, esta mañana.

Algunos de los bañistas que se han metido en el mar en la Barceloneta, esta mañana. / Sergi Conesa

1
Se lee en minutos
El Periódico

El primer baño del año que organizaba desde hacía 22 años el Club Natació Atlètic-Barceloneta ha quedado en nada. El centro deportivo decidió suspender la fiesta debido al coronavirus (la decisión se había tomado a principios de diciembre tras concluir que era "inviable" pesar a que se buscó la manera más segura con las autoridades locales y sanitarias). Y el mal tiempo ha hecho el resto.

Noticias relacionadas

Resultado: apenas unas pocas personas han querido darse el primer chapuzón del 2021 en la playa más emblemática de la ciudad para ser fieles a una tradición. Algunos han lucido gorro de Papá Noel.

De este modo, los valientes que se han sumergido en unas aguas cuyas temperaturas rondan los 13 grados no han podido tomar la taza de caldo que les daba el club, que abría sus instalaciones a los que habían pagado tres euros de inscripción que se destinaban a causas solidarias.