25 oct 2020

Ir a contenido

DISTINCIÓN

ERC pide a Colau otorgar la medalla de oro de BCN al 'pare' Manel

La distinción permitiría eludir la espera de cinco años para dar una calle al fallecido, que ya recibió la Creu de Sant Jordi y la medalla de Honor de la ciudad

Junts per Catalunya también solicita a la alcaldesa el reconocimiento, y añade como candidato a recibirlo a Pere Casaldàliga

Toni Sust

El pare Manel rodeado de niños a los que atendía en Nou Barris, en el 2004.

El pare Manel rodeado de niños a los que atendía en Nou Barris, en el 2004. / MARTA JORDI

Ernest Maragall ha enviado una carta a Ada Colau para proponerle que el Ayuntamiento de Barcelona otorgue de forma póstuma la medalla de Oro de la ciudad a Manel Pousa Engroñat, el pare Manel, el sacerdote polifacético, fallecido el pasado 9 de septiembre, que dedicó gran parte de su vida a los vecinos más pobres y castigados de la capital catalana, con un interés especial en los niños, los jóvenes y los integrantes de la población carcelaria.

El presidente del grupo municipal de ERC ha enviado la misiva a la alcaldesa este viernes y en ella  destaca “el compromiso indefectible con las personas más desfavorecidas y vulnerables” del ‘pare’ Manel, del que recuerda que centró su labor “en los barrios del norte de la ciudad (por Nou Barris) y que pervive en la Fundació Pare Manel”. 

Maragall también alude a la Creu de Sant Jordi con la que la Generalitat distinguió a Pousa  en el 2009, y agrega que el grupo de ERC propone que el gobierno municipal, “de acuerdo con el reglamento de honores y distinciones del Ayuntamiento de Barcelona, inicie el procedimiento  de concesión de la medalla de Oro de la ciudad, la máxima distinción de nuestro consistorio, a título póstumo”.

Petición para el pleno

“Estamos convencidos de que esta propuesta contará con el consenso y el apoyo de los grupos municipales que conforman el consistorio”, escribe Maragall, que insta a Colau a que anuncie en el próximo pleno municipal “el acuerdo unánime para dar trámite inmediato a la propuesta”. El próximo pleno municipal se celebra la semana que viene, el miércoles, víspera de la Mercè.

Pousa, que, entre otros, forjó una sólida amistad con artistas como Pepe Rubianes, Joan Manuel Serrat y Carles Flavià, falleció a los 75 años en el Hospital Vall d’Hebron a causa de una embolia. Había sido ingresado dos días antes, y dio positivo por coronavirus. 

La calle, más cerca

El grupo de Junts per Catalunya también solicitará a Colau durante el pleno del miércoles que el 'pare' Manel reciba la medalla de Oro, y ampliará esa solicitud a otro religioso catalán heterodoxo, Pere Casaldàliga, uno de los principales representantes de la Teología de la Liberación, que tras ser ordenado sacerdote en  la España de la época franquista, eligió trasladarse a la región amazónica del Araguaia, donde vivió entre humildes pobladores a menudo asediados por terratenientes. Como obispo, fue cuestionado a menudo por El Vaticano.

En el caso de que Pousa y Casaldàliga reciban la medalla de Oro, no solo supodrá un reconocimiento. Las normas que rigen en relación con el nomenclátor barcelonés determinan que tienen que pasar cinco años desde la muerte de una persona para que se pueda dar su nombre a una calle. La única exepción existe en el caso de que la persona haya recibido la medalla de Oro. La calle puede rebautizarse con su nombre inmediatamente.