EN BARCELONA

Indemnización por las quemaduras de una niña en una guardería

A la pequeña se le cayó comida caliente encima que le produjo lesiones de segundo grado

El Institut Municipal d'Educació estima una reclamación de los padres de la menor herida

La fachada del Ayuntamiento de Barcelona, con un mensaje de ánimo, el pasado 17 de abril.

La fachada del Ayuntamiento de Barcelona, con un mensaje de ánimo, el pasado 17 de abril. / MARTÍ FRADERA

Se lee en minutos

El Institut Municipal d' Educació de Barcelona (IME), dependiente del ayuntamiento de la capital catalana, ha indemnizado con 7.056 euros a la familia de una pequeña que resultó con quemaduras al caerle encima comida caliente en una guardería de titularidad pública por la presunta imprudencia de los cuidadores que estaban a su cargo. El IME ha aceptado, de esta manera, la reclamación formulada por los afectados, después que durante la investigación del caso en un juzgado se produjeran “discrepancias” sobre el incidente  ocurrido el 9 de octubre del 2018 en la Escola Bressol Municipal El Tren, en la calle Palafrullell de Barcelona.

En la reclamación administrativa presentada por la abogada de la familia de la pequeña, Alba Busquets, del despacho Vosseler, se expone que ese día la menor se encontraba en un aula de la guardería. Sobre las 11 de la mañana, la pequeña, “incomprensiblemente”, tuvo acceso al carretón donde se transportaba la comida y se tiró encima puré caliente, lo que le ocasionó quemaduras de tal entidad que fueron consideradas de segundo grado.

En aquel momento en el aula, al parecer, se encontraban dos maestros y la tutora, que salió a socorrer a la menor. La reclamación expone, sin embargo, que esta persona “contraviniendo las normas más elementales de garante y primeros auxilios”, sacó el body a la pequeña, lo que le provocó un agravamiento de las heridas. Después, la mojó con agua fría para poder mitigar el dolor.  La niña fue llevada a un ambulatorio cercado y, ante la quemadura que padecía, al hospital Vall d’Herbron. Los facultativos dictaminaron que la paciente padecía quemaduras de segundo grado en un 4% de la parte abdominal.

Te puede interesar

Denuncia y reclamación

Días después, la familia de la pequeña presentó una denuncia. Un juzgado de Barcelona abrió diligencias previas y se practicaron una serie de pruebas, entre ellas algunas declaraciones de personal de la guardería. En marzo del 2018, el juez archivó el asunto por no superar los hechos la imprudencia leve y encontrarse esta falta destipificada. Ante Tras ello, los afectados procedieron a la reclamación ante el IME.