02 abr 2020

Ir a contenido

CAMPAÑA EN DEFENSA DEL VIANDANTE

La Guardia Urbana empieza a ponerse dura con las motos en las aceras

La policía intensificará a partir de este lunes el control de 10 puntos negros de motocicletas mal estacionadas en espacios peatonales

El Periòdico

Motos mal aparcadas, en Pla de Palau. 

Motos mal aparcadas, en Pla de Palau.  / JORDI COTRINA

La Guardia Urbana de Barcelona comenzará a multar el lunes a las motos mal aparcadas sobre las aceras, tras las campaña de concienciación que inició en diciembre y los avisos informativos colocados durante las últimas semanas en las motocicletas mal estacionadas. "Aviso, las aceras son para los peatones", rezan las advertencias de color amarillo que durante las últimas semanas el Ayuntamiento de Barcelona ha colocado en las motocicletas estacionadas en lugares no permitidos sobre las aceras. 

Según la normativa, las motocicletas pueden aparcar en paralelo sobre las aceras siempre que ésta mida más de tres metros de ancho y sólo pueden hacerlo en semibateria si miden más de seis metros. El consistorio puso en marcha en diciembre la campaña "Ciudad de peatones" para que las motos no aparquen en las aceras, especialmente de las calles estrechas, de manera que no dificulten el paso de los peatones. El objetivo de campaña era, según informó el consistorio, "recuperar las aceras para los peatones" y "potenciar los desplazamientos a pie y en transporte público" con el objetivo ultimo de trabajar para "una movilidad más segura y sostenible".

Más intensidad en Gràcia

La campaña tiene como objetivo concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de preservar las aceras para los peatones, priorizar el aparcamiento en zonas habilitadas de la calzada y recordar la normativa que hay que seguir para aparcar en la acera, así como la prohibición de que las motos circulen por la acera y por los carriles bus o bici. La campaña se aplicará en diferentes puntos de Barcelona y se intensificará en el barrio de Gràcia, donde se han detectado más de 2.000 motos aparcadas de forma irregular en la acera y que generan problemas de movilidad importantes para los peatones.  

El Ayuntamiento ha escogido 10 zonas de la ciudad -una por distrito- donde considera prioritario llevar a cabo una actuación intensiva para ordenar el estacionamiento de motos: avenida Francesc Cambó (Ciutat Vella), calle Girona (Eixample), plaza Joan Peiró (Sants-Montjuïc), Sabino Arana-Gran Via Carles III (Les Corts), Borí i Fontestà-Can Ràbia (Sarrià-Sant Gervasi), Plaça del Nord (Gràcia), Font d'en Fargues-Passeig Maragall (Horta-Guinardó), Fabra i Puig-Teide (Nou Barris), Neopàtria (Sant Andreu) y Bolívia (Sant Martí).