01 nov 2020

Ir a contenido

PROTESTA

Unos 1.000 vehículos se concentran en Barcelona contra la zona de bajas emisiones

Los propietarios de estos vehículos sin etiqueta ambiental piden una alternativa para adaptar los vehículos

Europa Press

Concentración de coches antiguos contra la ZBE de Barcelona, en el Pº de Gràcia. / RICARD CUGAT

Más de 1.000 vehículos se han concentrado este domingo en el Passeig de Gràcia de Barcelona para protestar contra la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) aprobada por el Ayuntamiento y la Generalitat y que limita el acceso a los vehículos sin el distintivo ambiental de la Dirección General de Tráfico (DGT), considerados los más contaminantes.

Los propietarios de estos vehículos reclaman la posibiliad de adaptar los vehículos y que la gente trabajadora "que no tiene un capital para cambiarse de vehículo" pueda adaptarlo y seguir circulando, ha explicado el presidente de la Plataforma de Afectados por las Restricciones Circulatorias (Parc), David Llort. "En otras ciudades se está dando la posibilidad de adaptar el coche a la norma, con sistemas de gas o sistemas de filtración. Entendemos que eso es reciclar de verdad y no forzar a que la gente se cambie de vehículo", ha criticado Llort.

Esta plataforma también pide que se haga un distintivo especial para los coches de colección, al igual que en otras ciudades europeas, ya que circulan "dos o tres veces al año los fines de semana" y son patrimonio de la ciudad, según Llort, que se ha reunido con todos los grupos políticos del consistorio excepto con BComún. En este sentido, ha reprochado que la alcaldesa, Ada Colau, no les haya recibido "ni tan solo para escuchar" sus propuestas.

Un portavoz de CL'Hàssics, una asociación de propietarios de coches clásicos en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Manuel Elpuente, ha explicado que la ZBE perjudica a los propietarios de vehículos clásicos, ya que no contempla su casuística. "Nosotros no vamos al trabajo con los clásicos. Los sacamos el fin de semana, pero a partir de 2025 tampoco lo podremos hacer", ha subrayado, y ha añadido que se solidarizan con transportistas y con las personas que no pueden ir a su trabajo con sus vehículos.

Ha apostado por restringir la ZBE al centro de Barcelona o subvencionar parkings en las afueras para aquellas personas que vayan a trabajar con coches viejos.