Ir a contenido

MOVILIDAD

Barcelona instala parquímetros que reconocen las etiquetas de la DGT

El nuevo modelo dispone de tecnología 'contactless', placa solar y conectividad con la 'app' Smou

El Periódico

Collboni explica el funcionamiento del nuevo parquímetro, esta mañana

Collboni explica el funcionamiento del nuevo parquímetro, esta mañana / AJUNTAMENT DE BCN

El Ayuntamiento de Barcelona ha empezado a instalar más de 2.000 parquímetros nuevos, la mayoría en la misma localización que los actuales, que entre otras novedades incorpora la tecnología 'contactless' para efectuar el pago con tarjeta o dispositivo móvil y elimina tener que imprimir y dejar el recibo de papel en el vehículo.

Los nuevos parquímetros han sido diseñados pensando en la ciudad de Barcelona y, sobre todo, “en la mejora de la experiencia del usuario", según fuentes municipales. Con los nuevos parquímetros solo es necesario introducir la matrícula en el dispositivo para que el estacionamiento quede registrado y efectuar el pago. Los vigilantes de zona podrán comprobar en sus dispositivos móviles qué vehículos están estacionados correctamente.

Con este nuevo procedimiento se ahorra papel, el de los tiques, pero también energía. El parquímetro  incorpora una placa solar que absorbe la energía necesaria para cargar su propia batería.

Distintivo ambiental

Los nuevos parquímetros, presentados esta mañana por el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, y la concejala de Movilidad, Rosa Alarcón,  incorporan el reconocimiento del distintivo ambiental de la Dirección General de Tráfico (DGT) asignado a cada vehículo con el objetivo de contribuir a la mejora de la calidad del aire, separando también aquellos con distintivo Cero Emisiones y ECO. En caso de Episodio de Contaminación Atmosférica podrán aplicar el componente variable de la tasa de estacionamiento: mientras dure el episodio la tasa aumenta 2 euros por hora excepto para los vehículos ECO que se mantiene y para los vehículos Zero Emisiones, que no pagarán nada.

La sustitución de los 2.778 parquímetros actuales por los nuevos se está realizando en dos fases con la intención de minimizar al máximo el impacto en la ciudadanía. En la primera fase se colocarán 2.068 parquímetros y en la segunda se retirarán los parquímetros antiguos que no serán sustituidos. Esta renovación está prevista que termine durante el primer trimestre del 2020.

El desarrollo de los nuevos parquímetros suponen un paso adelante hacia la digitalización de la gestión de la movilidad en la ciudad, iniciada en el 2013 con ApparkB, actualmente integrado dentro de la aplicación móvil SMOU, que permite gestionar el estacionamiento en superficie, entre otras cosas.