Ir a contenido

Dos personas escalan la torre Glòries de Barcelona y se hacen un selfi

Los Mossos han detenido a los dos individuos una vez han descendido

Luis Benavides

Dos personas se encaraman a la torre Agbar y se hacen un selfie   

Dos personas se encaraman a la torre Agbar y se hacen un selfie    / ALVARO MONGE

La torre Glòries de Barcelona ha visto este sábado como dos personas alcazaban su punto más alto sin estar asegurados, sin más ayuda que sus propias manos y pies. Los dos individuos han trepado con aparente facilidad los más de 30 pisos del edificio (antes conocida como torre Agbar) poco antes de las dos del mediodía. Según testigos presenciales, después de estar poco tiempo arriba, se han hecho un selfi.  [La historia detrás del selfi]

Se desconoce si el objetivo último de esta peligrosa acción -el edificio mide más de 140 metros de altura- era hacerse una foto con la capital catalana a sus pies o si, de haber tenido más tiempo, habrían desplegado alguna bandera o pancarta. Sea como sea, no tuvieron tiempo ni para recrearse con las vistas porque al edificio se dirigieron los Bombers de la Generalitat y varias patrullas policiales.

Un grupo de bomberos subió hasta el último piso y abrieron una ventana para recogerles. Los dos escaladores no mostraron ningún tipo de resistencia y abandonaron la cúspide. Allí mismo, presumiblemente después de ser identificados, fueron detenidos por los Mossos d'Esquadra. Apenas 45 minutos después del inicio de su ascensión los dos individuos, cuya identidad no ha trascendido, salieron del edificio por la puerta principal ante la atónita mirada de un puñado de curiosos y reporteros. Una unidad del Servei d'Emergències Mèdiques también ha acudido, tras la alerta, pero no ha sido necesaria su intervención.  

Antecedente francés

La aventura de estos dos avezados trepadores acabó en dependencias policiales y, con toda probabilidad, con una cuantiosa multa al no tener autorización para trepar por el edificio. Existen antecedentes, y no demasiado lejanos. El escalador Alain Robert, conocido como el 'Spiderman francés' por escalar edificios de todo el mundo, ya ha sido expedientado en Barcelona varias ocasiones por incumplir la Ley de Seguridad Ciudadana que prohibe, entre otras cosas, escalar edificios. Las multas por este tipo de imprudencias puede alcanzar los 600 euros. 

En el curioso currículo de Robert, de 57 años, figuran edificios y estructuras como la Torre Eiffel y el Golden Gate. En la capital catalana, ha escalado varios edificios de Barcelona como el Hotel Arts (1999), la Torre Agbar (en dos ocasiones, 2006 y 2007) y Hotel Melià Sky (2017).