Ir a contenido

barcelona global

Ashley Bonda: "Barcelona crece a un ritmo frenético"

El Head of Practice de Montreal Associates elogia las oportunidades que ofrece la capital catalana

Marta Segovia

Ashley Bonda, el pasado viernes en la plaza de Catalunya.

Ashley Bonda, el pasado viernes en la plaza de Catalunya. / MANU MITRU

Ashley Bonda, 36 años y británico, ha vivido la mayor parte de su vida en Londres donde trabajó en el sector de 'recruitment'. Estudió un año en París y pasó cuatro meses en Lisboa para finalmente establecerse en Barcelona hace cinco meses en busca de un estilo de vida más relajado y de un buen clima para poder disfrutar de la ciudad. Es Head of Practice de Montreal Associates, una 'headhunting' francesa que se está expandiendo en Europa.

¿Por qué escogió Barcelona? Quería mudarme de ciudad, llevo 13 años en este sector y no quería quedarme en Londres haciendo lo mismo. Mi primera opción era Nueva York, pero me di cuenta de que la cultura británica y la estadounidense eran muy parecidas, y estaba buscando algo diferente, no me apetecía vivir en una ciudad tan grande, Barcelona fue la mejor opción. He visitado varias veces Lisboa y me encanta la cultura del sur de Europa, el sol, la montaña y el estilo de vida español. También me llamaba la atención aprender un nuevo idioma y, por supuesto, la idea de estar cerca de casa acabó de reafirmar mi elección. Poder estar a dos horas en avión lo facilita todo.

¿Qué aspectos de la ciudad destacaría como positivos? Lo que más me gusta de Barcelona es el clima, poder disfrutar del sol y no estar preocupado por la lluvia cuando quiero hacer actividades al aire libre. Es una ciudad pequeña, y eso te permite ir andando al trabajo, ¡Algo impensable en Londres! Cuando vivía allí tenia una hora en transporte público para llegar a la oficina; ahora puedo ir andando en menos de 15 minutos. Esta ciudad ofrece maravillosas ventajas que hacen el día a día más satisfactorio, el transporte público es muy eficiente y con buenas infraestructuras, las actividades culturales son abundantes y asequibles, etc.

¿Qué aspectos de la ciudad hay que mejorar? La población de Barcelona está creciendo a un ritmo frenético, y la ciudad es relativamente pequeña y no está preparada a nivel de infraestructuras para recibir a tantas empresas. Es importante aprender de otras ciudades que ya han pasado por este trance para ver cómo se han adaptado a esta nueva situación, como Londres o Nueva York. También me ha sorprendido ver a tantas personas sin techo en Barcelona. Hay que trabajar para crear oportunidades de trabajo.

¿Cuál siente que es su ciudad? ¿Qué echa de menos? Mi ciudad es Londres, allí están mi familia y mis amigos, aunque después de cinco meses ya siento que Barcelona es mi segunda casa. He venido a vivir una aventura, a tener un mejor estilo de vida y a conocerme más a mi mismo y ahora mismo no me imagino viviendo en otra ciudad.