Ir a contenido

Los Mossos investigan la tercera agresión sexual en Barcelona en cinco días

La última víctima ha sido atacada esta madrugada en el portal de su domicilio del distrito de Horta

La primera violación, también en Horta, ocurrió la madrugada del domingo y la segunda el martes por la tarde cerca de la calle de Indústria

Guillem Sànchez

Vehículo de los Mossos d’Esquadra.

Vehículo de los Mossos d’Esquadra.

Los Mossos d’Esquadra investigan otra agresión sexual en Barcelona, la tercera desde el domingo. Una mujer ha sido atacada por un desconocido esta madrugada en el distrito de Horta-Guinardó cuando regresaba en solitario a su domicilio sobre las 6.00 horas. La víctima aún no ha presentado denuncia por lo reciente de los hechos.

El agresor ha aprovechado el instante en que abría la puerta de su portal, una práctica habitual de violadores, para colarse en el vestíbulo de la finca y atacarla. La víctima ha sufrido diversos tocamientos pero otro hombre, que ha escuchado como pedía auxilio, ha acudido a auxiliarla y el sospechoso se ha dado a la fuga.

El caso está en manos de la Unitat d’Investigació de la ABP de Horta y los agentes tratan de averiguar si existiría o no una conexión con el primer ataque, el de la madrugada del domingo sufrido por otra mujer que regresaba de las fiestas de Gràcia y que fue asaltada también en el mismo distrito de madrugada. La conexión entre ambos sucesos, de momento, no está confirmada.

Cuando el agresor acorrala a la víctima haciendo uso de la fuerza o la intimidación, como en este último caso, el Código Penal lo considera una agresión sexual. Si el agresor, además de actuar con violencia, penetra a la víctima, por vía anal, bucal o vaginal, entonces se habla de violación. En este último caso, no se trata de una violación dado que los tocamientos fueron superficiales. Pero sí debe hablarse de una agresión sexual porque el atacante hizo uso de la fuerza y de la intimidación para doblegar la voluntad de la mujer.  

El segundo ataque sucedió este martes en una franja horaria distinta. Sobre las 18.00 horas de la tarde, una mujer requirió la asistencia de una ambulancia del Sistema d’Emergències Mèdiques (SEM) en el cruce de la calle de Indústria con el paseo de Sant Joan, dentro del distrito de Gràcia. La mujer presentaba heridas y contusiones, algunas de ellas compatibles con una agresión sexual, pero no recordaba nada. Los Mossos también investigan este suceso para tratar de aclarar si la víctima sufrió o no una agresión sexual.

En Catalunya este primer semestre de 2019 se han denunciado un 7,75% más de agresiones sexuales que en el mismo periodo del año pasado. En Barcelona, en cambio, las violaciones han bajado en un 14%, según los datos recogidos por los Mossos.

En cuanto a los abusos sexuales, que el Código Penal distingue de las agresiones porque estos no se llevan a cabo con violencia o intimidación, han aumentado un 19,7% en Catalunya entre los meses de enero y junio en comparación con el 2018. En Barcelona los abusos han aumentado en la misma proporción, un 20,8%.