19 sep 2020

Ir a contenido

El escenario poselectoral

Collboni anuncia que abre negociaciones con Bcomú y descarta otros pactos

Reitera que el PSC no tiene intención de participar en una fórmula en la que esté ERC

El socialista rechaza reunirse con Maragall tras recibir la propuesta del republicano

Toni Sust

Jaume Collboni habla de la voluntad de llegar a un acuerdo con Barcelona en Comú. / ACN VÍDEO

Jaume Collboni ha anunciado este lunes que el PSC abrirá durante esta semana –no ha precisado la fecha- negociaciones con Barcelona en Comú en pos de la formación de un gobierno a dos en Barcelona. El alcaldable de los socialistas ha descartado de nuevo participar en cualquier fórmula en la que esté ERC, es decir, el tripartito entre los republicanos, el PSC y Bcomú que defiende Ada Colau, y ha explicado que durante estos días ha mantenido contactos de carácter “informal” con la alcaldesa en funciones en los que han preparado la negociación que se acerca. El equipo negociador del PSC, ha dicho, será dirigido por la número dos de su candidatura, Laia Bonet.

Collboni ha justificado su apuesta por Bcomú: “La coalición de progreso es posible, tiene que ser un gobierno centrado en la lucha contra la desigualdad, la inversión en los barrios, una ciudad amiga de la economía que cree puestos de trabajo”. Y también, ha dicho, tiene que ser un gobierno “que no se supedite a Quim Torra”, en alusión al presidente de la Generalitat.

El 60% y el 60%

Collboni ha subrayado que un 60% de los votantes se decantaron por opciones de progreso en las municipales, y que un 60% votó por candidaturas no independentista, lo que ha considerado como un aval del pacto PSC-Bcomú. El socialista ha agradecido su “apoyo puntual” a Manuel Valls, que se ha prestado a permitir el gobierno PSC-Bcomú con el voto de por lo menos tres concejales en la investidura.

Collboni durante la rueda de prensa  / ALBERT BERTRAN

En cuanto a en quién debería recaer la alcaldía de Barcelona, Collboni ha asegurado que eso “no será un problema”, dando a entender que no la reclamará para él y que no vetará que Colau la ostente: “No será un problema quién vaya delante o detrás del tándem”. El socialista ha descartado también que pida dos años de alcaldía para cada partido.

Reuniones

Los actores de la película de la negociación poselectoral de las municipales, que aunque parezca de difícil desarrollo se acabará sin duda el día 15, fecha en la que se constituye el consistorio, van haciendo gestos de reafirmación.  Por Barcelona en Comú, Janet Sanz ha criticado que ERC no esté por la labor de olvidarse de JxCat y ha subrayado que los republicanos han mantenido varias reuniones con los posconvergentes, no sólo en Soto del Real sino en otros foros y mediante equipos negociadores. Sanz ha pedido a ERC que “rectifique” y deje de negociar con JxCat. La teniente de alcalde ha insistido en la opción de un tripartito entre ERC, BComú y el PSC.

Artadi advierte a Colau de que un hipotético apoyo de Valls no le saldía "gratis"

Por la mañana, la alcaldable efectiva de JxCat, Elsa Artadi, ha advertido a Colau, en una entrevista a Radio 4, que si llega el caso de que logra mantenerse como alcaldesa por los votos de Valls no será a cambio de nada, como él afirma: “Que no piense Colau que las cosas son gratis en la vida”.

Maragall cita a Collboni

Y pese a que los vetos de cada partido han quedado muy claros, y de que no de los más concretos es del PSC a ERC, el alcaldable republicano, Ernest Maragall, ha invitado a Collboni a mantener una reunión. Poco después de recibir la petición, el PSC ha replicado mediante una carta, reafirmándose en sus posiciones poselectorales y declinando el encuentro.