14 jul 2020

Ir a contenido

ELECCIONES MUNICIPALES

Valls: "Collboni hará alcaldesa a Colau porque Sánchez le tiene atado"

El candidato asegura que Maragall es "un nuevo líder bolivariano" por su "radicalización"

Júlia Regué

Manuel Valls, en el foro de debate Primera Plana.

Manuel Valls, en el foro de debate Primera Plana. / ALBERT BERTRAN

Manuel Valls reunió este jueves a las caras más visibles de su candidatura para tratar de exhibir músculo antes del cierre de la campaña electoral. En la escenificación reivindicó un afán de "liderar una política de pactos" si consigue hacerse con la vara, aunque ya le dio portazo de entrada a "los independentistas y los populistas", que tampoco piensan contar con él. Si el PPC no logra entrar en el hemiciclo municipal, sólo le queda el PSC como socio y Valls se ha esforzado en tenderle la mano a Jaume Collboni a lo largo de la quincena. Pero la cuenta atrás se agota y, consciente de que comparten algún que otro saco de electores, trató de situarlo como socio de Ada Colau para arañarle votos y erigirse como "el único cambio posible".

"Votar al PSC es votar a Colau", proclamó, y se mostró convencido de que Collboni ungirá a la alcaldesa porque "le ordenarán así desde Madrid", ya que "[Pedro] Sánchez le tiene atado a sus acuerdos" con Unidas Podemos. "Colau se lo sacó de encima porque los socialistas votaron el 155, pero, si no, sería aún el segundo teniente alcalde", espetó recordando la ruptura entre ambas formaciones.  

El alcaldable de Barcelona pel Canvi - Cs presentó sus compromisos a cumplir antes de los 100 días de mandato, entre las cuales consta su predisposición a acabar con el 'top manta', crear una concejalía de Familia y Gente Mayor, la gratuidad del transporte público en caso de urgencia climática y el encargo una auditoría integral e independiente para conocer la situación del consistorio. Unas medidas que, según él, ni Colau ni el candidato de ERC, Ernest Maragall, pueden alcanzar porque "unos no quieren ni hablar con el sector privado y los otros se limitan a insultar a las instituciones públicas y privadas que entienden que no son de estricta obediencia catalana".

Construir y rehabilitar

Preguntado por cómo revertiría el "fracaso" que achaca a Colau en materia de vivienda, volvió a proponer incentivos para la construcción destinada en una parte a alquiler asequible ("10.000 pisos en ocho años") y condenó que Maragall dejase la puerta abierta a "expropiar" pisos turísticos ilegales para abundar la bolsa de alquiler. "Es una propuesta de un nuevo líder bolivariano que no es Nicolás Maduro ni Pablo Iglesias, sino Maragall, que cada día se radicaliza", aseveró, y blindó la propiedad privada.

Valls se mostró dispuesto a rehabilitar viviendas en condiciones precarias para dinamizar el sector de la construcción. "Basta de mentiras, de demagogia, lo que necesitamos es construir y la Unión Europea nos tiene que ayudar", planteó, y dijo que contará con "instituciones privadas" y también "extranjeras" para edificar.

No dio demasiada importancia al cara a cara que se celebra hoy entre Colau y Maragall porque dijo que "son dos caras de la misma moneda". Eso sí, apuntó que él ya celebró el suyo con la alcaldesa en precampaña: "Ya lo tuve y lo gané".