Ir a contenido

ELECCIONES MUNICIPALES

Jaume Collboni: "Progreso o proceso, esta es la elección del domingo"

El candidato del PSC apela al voto de "progresistas, moderados y patriotas de Barcelona" para frenar al independentismo

Natàlia Farré

Jaume Collboni y Pedro Sánchez, con los también dirigentes socialistas Núria Marín, Miquel Iceta y Josep Borrell, este jueves, en Barcelona.

Jaume Collboni y Pedro Sánchez, con los también dirigentes socialistas Núria Marín, Miquel Iceta y Josep Borrell, este jueves, en Barcelona. / FERRAN NADEU

Mucho por decidir. Y toda ayuda es buena. El candidato al PSC por a la alcaldía de Barcelona, Jaume Collboni, parece tener el tercer puesto asegurado el domingo, aunque las últimas encuestas lo sitúan a la baja. Pero la primera y la segunda plaza no andan lejos. Y el número de indecisos a la hora de escoger papeleta es alto. Así que el PSOE ha puesto toda la carne en el asador para arropar a Collboni y auparle hasta la alcaldía. El ‘efecto Sánchez’ es un gran activo y hay que aprovechar el rebufo de la victoria socialista el pasado 28-A para sumar todos los votos posibles.

De ahí el desembarco, este jueves, de parte de la artillería pesada del PSOE en el mitín central de la campaña del PSC en Barcelona, en la Fabra i Coats, con Pedro Sánchez, presidente en funciones del Gobierno, como cabeza de cartel y de ahí, también, el primer mensaje de Collboni: “Todo puede pasar. Puede venir de un voto tener un alcalde socialista que ponga Barcelona por encima de todo”; y de ahí, por supuesto, el llamamiento final de su intervención invitando a la “movilización de progresistas, moderados y patriotas de Barcelona” a favor de su candidatura que es la única, a su juicio, que puede “devolver a Barcelona el buen gobierno que siempre han demostrado los socialistas” y la única capaz de evitar que la ciudad se convierta en “trinchera del independentismo”.

"Palabra y coherencia"

El mensaje de Collboni no ofrece dudas: “progreso o proceso esta es la elección del domingo”. Para el alcaldable del PSC no hay matices, o se escoge un “gobierno proindependentista o un gobierno pro-Barcelona” o se da la vara de mando a “un alcalde que subordine a Barcelona al ‘procés’  o un alcalde que se interese por los vecinos”.  Los enemigos a batir son dos: ERC y Barcelona en Comú. Y en ellos se han centrado los ataques de Collboni, para quien Ernest Maragall y Ada Colau son lo mismo. Tanto monta, monta tanto. Con ambos entraría el independentismo en el consistorio: “por la puerta de delante, con Maragall” o “por la puerta de atrás, con Colau”.

Consciente de que comparte frontera de voto con Barcelona en Comú, los ataques a Colau no se han limitado a su connivencia con el independentismo sino que también han incluido referencias a su fracaso al frente de la alcaldía: “Ada no ha hecho nada”, ha afirmado se quejan los vecinos en los barrios, y frente a la desconfianza y decepción que genera la actual alcaldesa ha prometido “palabra y coherencia”. “Cuatro años son suficientes se ha acabado la broma”.

Área metropolitana

El área metropolitana, donde las previsiones del PSC son buenas y se augura un cambio de ciclo, también ha actuado esta noche. El cinturón rojo de Barcelona perdió color en la debacle socialista de las municipales del 2015 pero algunos ediles como los de L’Hospitalet, Cornellà y Santa Coloma resistieron, este último, con Núria Parlón de cabeza de lista, incluso consiguió mayoría absoluta. Así que significativa ha sido su ausencia en el escenario.

Sí ha hablado desde el estrado Núria Marín, la alcaldesa y candidata a la reelección en L’Hospitalet del Llobregat. Lo ha hecho en nombre de todos los ediles socialistas: “los alcaldes que no abrimos los colegios para el referéndum ilegal, los alcaldes que trabajamos cada día por la convivencia y la unión, los alcaldes que ni ponemos ni quitamos lazos sino que hablamos, escuchamos y no enfrentamos a los vecinos”. Para acabar arengando al personal: “A ganar, a ganar, a ganar”.