Ir a contenido

SEGUNDA PREOCUPACIÓN PARA LOS BARCELONESES

La limitación del precio del alquiler enfrenta a Colau y Maragall

Cinco candidatos exponen sus planes para combatir la emergencia habitacional y la especulación inmobiliaria en la capital catalana

Valls y Bou no participan en el debate organizado por entidades sociales como la PAH y el Sindicat de Llogateres

Luis Benavides

Anna Saliente (CUP) recibe ayuda de Elsa Artadi (JxCat) y Ada Colau (BComú) para quitarse el micrófono en presencia de Ernest Maragall (ERC) y Jaume Collboni (PSC), tras el debate sobre vivienda.

Anna Saliente (CUP) recibe ayuda de Elsa Artadi (JxCat) y Ada Colau (BComú) para quitarse el micrófono en presencia de Ernest Maragall (ERC) y Jaume Collboni (PSC), tras el debate sobre vivienda. / JORDI COTRINA

El problema de la vivienda, la segunda preocupación de los barceloneses según el último barómetro, ha protagonizado el arranque de la segunda semana de campaña para los comicios municipales del próximo domingo. Con las ausencias de última hora de Josep Bou y Manuel Valls, aunque estaban confirmados, el acto ‘Habitatge a Debat’ ha reunido en el Casal de Barri Pou de la Figuera a los candidatos municipales Ada Colau, Anna SalienteJaume Collboni Ernest Maragall. Albert Civit, número cinco de JxCat, ha intervenido en el debate en lugar de la candidata Elsa Artadi, que ha llegado más tarde porque a primera hora participaba en el desayuno-coloquio Primera Plana organizado por EL PERIÓDICO.

El debate, organizado por entidades sociales como la Plataforma d’Afectats per la Hipoteca de Barcelona (PAH) y el Sindicat de Llogateres, entre otras, ha servido para condenar de manera unánime a los fondos buitre que operan en Barcelona y para destacar la necesidad de aumentar el parque de vivienda pública, como solución que paliaría el aumento de precios del mercado del alquiler. Colau y Maragall, los dos candidatos mejor colocados en las encuestas, discrepan, no obstante, sobre el anuncio hecho la semana pasada por la Generalitat sobre las medidas previstas para limitar los precios.

La candidata de la CUP, Anna Saliente, ha sido la encargada de abrir el primer turno de palabra. “Nosotros entendemos que la vivienda debe estar fuera del mercado y por tanto entendemos que no es una mercancía y no debe estar sujeta al lucro privado”, ha afirmado la ‘cupaire’, a favor de la expropiación de los pisos en poder de los fondos buitres para asegurar que todas las viviendas en su poder pasan a engrosar la bolsa de vivienda asequible de la ciudad. “La expropiación debería ser sin indemnización –ha aclarado- porque con el rescate a la banca ya se ha pagado”.

El neoconvergente Civit se mostró favorable de medidas como la expropiación aunque puntualizó: “tenemos un problema focalizado, no general”. El representante de JxCat desmenuzó la situación actual del mercado de vivienda de actual con datos oficiales: de los 204.000 pisos alquilados que hay actualmente en Barcelona, un 75% pertenecen a propietarios individuales y el resto, un 25%, a organizaciones o empresas. Un 15% son grandes tenedores, con más de 10 contratos de alquiler, y solo tres organizaciones tienen más de 1.000 contratos, dos de las cuales son el Institut Municipal de l’Habitatge y la Agencia Catalana de l’Habitatge. Hecha esta aclaración, Civit se ha mostrado favorable a la expropiación y a limitar el número de propiedades que un solo inversor puede tener para frenar la subida de precios.

El candidato a la alcaldía de ERC, Ernest Maragall, ha recordado que el mismo lunes que se debate sobre vivienda hay programados tres desahucios solo en el distrito de Ciutat Vella. "Es obvio que debemos afrontar la cuestión de los alquileres”, ha dicho el candidato, quien ha aplaudido que la Generalitat haya anunciado que permitirá a Barcelona que limite los precios del aquiler.  En este sentido, Colau ha criticado que el Govern no haya actuado hasta "cinco días antes de las elecciones".

Multas millonarias a los fondos buitre

“Los fondos buitres son ahora mismo enemigos de la ciudad de Barcelona y creo que han recibido el mensaje porque hemos utilizado muchas herramientas que estaban disponibles y que nadie había utilizado hasta ahora”, ha dicho la alcaldesa en funciones, en referencia a las multas de hasta tres millones de euros a fondos que acosaban a vecinos para expulsarlos de sus viviendas y el rescate de pisos para salvar contratos de alquiler ejerciendo el derecho a tanteo y retracto. “Los fondos  buitre no es que puedan operar, es que tienen alfombras rojas en el estado español”, ha agregado.

Por su parte, el socialista Collboni ha hecho un llamamiento a las diferentes formaciones para recuperar el consenso en esta materia que existió a principios del último mandato y ha sacado pecho por la reforma de la LAU impulsada por el gobierno socialista. Es importante “continuar por esta vía”, ha dicho. Collboni considera que la Sareb “ha vivido aislada de los ayuntamientos” y es el momento adecuado, con el nuevo gobierno y una mayoría de izquierdas en el Congreso, para “apretar”.

Los ausentes

Valls prefirió no participar porque el terreno de juego no era imparcial. "No voy a los debates que son espacios para defender las propuestas estrella de la señora Colau", ha manifestado el candidato de Barcelona pel Canvi-Ciutadans, haciendo referencia a las entidades organizadoras, que defienden unas políticas de vivienda afines al programa de Colau.

Bou, por su parte, ha contraprogramado con una rueda de prensa en la que ha hablado de vivienda. Ha sido en la carretera de Ribes, en el barrio de Trinitat Vella. Allí ha prometido construir 8.000 viviendas públicas en cuatro años y facilitar que 13.000 locales se transformen en vivienda. “Colau solo ha construido el 10% de las 8.000 viviendas que prometió durante su mandato”, le ha reprochado.

La 'mesa de emergencia'

Actualmente 450 familias están a la espera de un piso, y algunas llevan más de dos años en esta situación. En este sentido, Civit considera fundamental activar todas las posibilidades del mercado de segunda mano con convenios con el Sareb, por ejemplo, y retomar la iniciativa de viviendas dotacionales en solares de equipamientos, que se deberían construir en menos de tres años.

La candidata de BComú ha aprovechado este punto para denunciar la situación con la que ha tenido que lidiar desde que llegó a la alcaldía. “Nos encontramos una situación desastrosa, de 40 años de no hacer vivienda de alquiler y de fomentar la especulación”, ha afirmado Colau, quien ha sacado pecho por poner en marcha medidas “innovadoras” como la creación de la brigada antidesahucios SIFO, con la que han evitado unos 7.000 desalojos de familias vulnerables. También ha cargado contra la Generalitat, de la que esperan mucho más en la creación de vivienda pública y la gestión de la emergencia habitacional. “El ayuntamiento ha aumentado más que nunca su aportación. La mesa (de emergencia) es una responsabilidad compartida del ayuntamiento, con un 40%, y la Generalitat, con un 60%; pero asumimos el 80%. Si la gente hiciera el mismo esfuerzo estaríamos a cero. Nos deben 1.000 viviendas”, ha afirmado Colau, quien considera que solo falta “voluntad política y priorizar los presupuestos”.

El PSC, por su parte, plantea dos grandes líneas: paliativas, con la creación de un fondo para realojamiento rápido y aumentar las inspecciones para evitar malos usos, y preventivas, que incluiría un “aval antidesahucios por impago” o una subvención responsable a familias que no pueden asumir las hipotecas o el alquiler.

Maragall, quien considera que nadie puede sentirse satisfecho “con lo realizado en los últimos años”, ha lamentado que algunas familias en situación de emergencia tengan que esperar hasta 15 y 20 meses para optar a una vivienda pública. En este sentido, apuesta por modificar la ley para que la Sareb ceda los pisos, pues “es absurdo que los tenga vacíos”, y reducir así “drásticamente los tiempos de la lista de espera”.