Ir a contenido

SEGUNDA ENCUESTA PREELECTORAL DEL GESOP

Encuesta elecciones municipales Barcelona: Maragall pierde fuelle y Colau recorta distancias

ERC ganaría con 10 concejales, los mismos o uno más que Barcelona en Comú

Los republicanos sumarían solo 15 con JxCat y hasta 18 si la CUP acepta el trío

Toni Sust

Encuesta elecciones municipales Barcelona: Maragall pierde fuelle y Colau recorta distancias

La previsión de que los resultados de las elecciones municipales del 26 de mayo serán muy ajustados no es ninguna novedad, pero parece que con el paso de los días ese augurio se consolida. En lugar de destacarse un ganador en los comicios, los vaticinios apuntan a un empate entre Ernest Maragall y Ada Colau o una victoria del primero por muy poco, lo que supone que en los últimos días el republicano ha perdido algo de fuelle y que la alcaldesa le ha recortado distancia. Él sigue por delante. Eso es lo que se desprende de la segunda encuesta preelectoral del Gabinet d’Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para EL PERIÓDICO, que otorga un 21,5% de los votos y 10 concejales a ERC y un 20,4% de los sufragios y entre 10 y 9 ediles a Barcelona en Comú

Un resultado no muy distinto del de la primera encuesta electoral elaborada por el GESOP sobre las municipales, publicada hace dos semanas, que daba entre 11 y 10 representantes a ERC y entre 10 y 9 a Bcomú, y que auguraba un 22,5% de los votos a Maragall y un 20% a Colau. Por lo tanto, el republicano ha perdido un punto de diferencia sobre la alcaldesa en estos 15 días.

El PSC, tercero

En tercer lugar aparece el PSC, con ocho concejales, cuatro más de los que tiene en el mandato que concluye. Un aumento considerable, el segundo mayor después del de ERC, que también doblaría sus representantes, pero de cinco a 10. Los socialistas, que en el 2011 lograron 11 concejales y que en el 2015 cayeron hasta los cuatro, su peor resultado histórico, parecen estar cerca de recabar voto antiindependentista, lo que cuadra con la apuesta de rechazo al secesionismo que ha hecho su alcaldable, Jaume Collboni, en esta campaña.

En los últimos 15 días, el PSC ha subido del 16,6% de los votos que le otorgaba la anterior encuesta del GESOP a un 16.8% en la segunda. Se diría que la tercera plaza es suya, en el sentido de que el cuarto está bastante lejos. Se trata de la candidatura de Manuel Valls, Barcelona pel Canvi-Ciudadanos, que según el sondeo tendrá entre cinco y seis ediles, con un 12,8% de los votos. Algo menos que en el estudio de hace dos semanas, que le auguraba un 13,1%. En todo caso, un resultado que de confirmarse supondría un fiasco relativo, si uno recuerda las expectativas creadas meses atrás en relación con la candidatura del exprimer ministro francés.

Por debajo de Valls quedaría JxCat, con cinco ediles, la mitad de los que logró en el 2015. Sin duda, un mal resultado aunque es el que los sondeos prevén hace meses. 

Entra la CUP, cae el PP

Si en la encuesta del pasado 7 de mayo, el PP rozaba la entrada en el consistorio, con un 4,8% de los sufragios, en esta se queda fuera. Sí entraría, con dos o tres concejales, la CUP, que de uno a otro sondeo ha subido de un 4,6% a un 6,1% (el porcentaje mínimo para lograr representantes es del 5% en las municipales). El PP, con un 4,1%, y Barcelona és capital, la lista que encabeza Jordi Graupera, con un 3,8%, no estarían muy lejos de obtener representación pero se quedarían fuera.

Con estos resultados, la política de alianzas deja abiertos varios escenariosUn pacto entre ERC y Barcelona en Comú resulta suficiente para gobernar Barcelona sin perder una votación, aunque la suma no alcanza esta vez en ningún caso los 21 concejales de la mayoría absoluta. Las dos candidaturas, siempre según el GESOP, sumarían 19 o 20 edilesSuficiente, a menos de que la oposición se juntase en bloque, lo que implicaría, por ejemplo, que el grupo de Valls votase junto con la CUP y JxCat. 

La izquierda y el independentismo

Un tripartito de izquierda, que uniera a ERC con BComú y el PSC tendría una amplia mayoría absoluta de hasta 28 concejales, pero es un gobierno en principio inviable: republicanos y socialistas descartan pactos entre ellos. Por otra parte, un pacto entre independentistas serviría, con estos resultados, para gobernar, pero con grandes dificultades potenciales en el día a día.

ERC y JxCat suman 15 ediles. Los mismos que Colau atesoraba durante el año y medio que tuvo al PSC como socio. Y, como se pudo ver, se trata de una cifra insuficiente para gobernar sin contar con por lo menos otro grupo, si no son dos, para aprobar medidas en el pleno municipal. Si la CUP se sumara a republicanos y posconvergentes, podrían sumar hasta 18 ediles, que no es poco pero probablemente no sea suficiente. BComú y el PSC también suman 18 representantes, y aunque en caso de empate el gobierno tiene voto de calidad, y por lo tanto ganaría el trío secesionista, quedarían los concejales de Valls, que se presenta básicamente para combatir el independentismo, por lo que es de suponer que no ayudaría a gobernar a un tripartito formado por ERC, JxCat y la CUP. En cuanto a la citada alianza entre Colau y Collboni, además de que esos 18 concejales pueden no bastar, si Maragall queda primero no servirían para gobernar: la ley electoral indica que si nadie logra los 21 de la mayoría absoluta gobierna el más votado, en este caso, Maragall.

La entente constitucionalista, que ya no parecía tener opciones de gobernar, pierde fuelle en esta encuesta, que a diferencia de la de hace 15 días no contempla la entrada del PP: Valls y el PSC suman 13 o 14 ediles, una cifra insuficiente para todo lo que no sea quedarse juntos en la oposición.

Preferencia y valoración

Si en estimación de voto Colau ha recortado cierta desventaja con Maragall en estas dos últimas semanas, en preferencia como alcalde la tendencia ha sido la contraria. Colau se mantiene como la preferida, un 24,9% así lo manifiesta, por encima incluso del 24,5% de la primera encuesta preeelectoral del GESOP. Pero Maragall crece más: hace 15 días un 18,3% lo prefería como alcalde, ahora es un 20,8%. Collboni sigue tercero, con un 11,9%, por encima del 8,9% del primer sondeo.

De hecho todos ganan en este apartado menos la número dos de JxCat, Elsa Artadi, que logra un 5,8%. En el primer sondeo se preguntó por Joaquim Forn: un 7,8% lo prefería como alcalde. Casi cuatro de cada 10 encuestados creen que ERC ganará las municipales, y una cuarta parte, que lo hará Barcelona en Comú.

Ficha técnica

-Técnica: encuestas telefónicas asistidas por ordenador.
-Universo: población mayor de edad, residente y empadronada en la ciudad de Barcelona.
-Número de entrevistas: 756.
-Muestreo: Estratificado por distrito con afijación proporcional. Dentro de cada distrito, selección aleatoria de individuos con cuotas cruzadas de sexo y edad.
-Error de la muestra: +/- 3,6% para un nivel de confianza del 95% y p=q=0,5.
-Trabajo de campo: del 16 al 18 de mayo del 2019.