Ir a contenido

CITAS CON LAS URNAS

Valls asegura que no "esconde" su alianza con Ciutadans en Barcelona

El alcaldable se erige como abanderado del constitucionalismo para convencer a los indecisos

Júlia Regué

Carlos Rivadulla, segundo por la derecha, en la presentación de la candidatura de Manuel Valls.

Carlos Rivadulla, segundo por la derecha, en la presentación de la candidatura de Manuel Valls. / XAVIER JUBIERRE

El alcaldable Manuel Valls ha presentado este miércoles cuatro manifiestos de apoyo de distintas sensibilidades pero que coinciden en urgir un cambio en Barcelona desde el constitucionalismo. "Nos jugamos el futuro de la ciudad pero también el de España y de Europa. En un momento así tenemos que estar unidos y ser generosos, muy generosos. Barcelona no puede ser cosa de partidos", ha aseverado el candidato de Barcelona pel Canvi – Ciutadans.

En este sentido, y preguntado por las acusaciones del alcaldable del PP, Josep Bou, ha insistido en que no amaga su alianza con los naranjas. "Yo no escondo nada absolutamente nada. Me dicen que un día estoy de la mano de Albert Rivera, otro día dicen que estamos enfadados y que no nos hablamos. Es una visión de la política que lleva el debate hacia abajo y lo entiendo porque no saben hacer otra cosa", ha desdeñado, y ha hurgado en que ha firmado una coalición con este partido.

"¿Identificar Barcelona con un partido? ¿Creen que Pasqual Maragall solo se reivindicaba como una cosa? Se equivocan, y los candidatos aún más. Yo tengo el apoyo de Cs. Fue el partido más votado en contra de todos los pronósticos. La número 41 de la lista se llama Inés Arrimadas. Es la fuerza de esta lista porque Cs ha hecho un acto de generosidad dando su apoyo en estas condiciones porque Barcelona pide generosidad", ha zanjado sobre este asunto.

Apoyo de los fundadores de Cs

Uno de los manifiestos está firmado por los fundadores de Ciutadans, y defiende que "el independentismo y el activismo político populista" del gobierno municipal es "ineficaz como acción de gobierno y contrario a la democracia representativa". En el texto cargan contra la alcaldesa Ada Colau por "anunciar, justo antes de acceder al cargo que desobedecerá las leyes que le parezcan injustas" y contra el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, por "arrancar banderas españolas del balcón consistorial y sacar el retrato del Rey del salón de plenos". 

"Barcelona debe quitarse de encima un consistorio que se dedica a retirar estatuas, a cambiar los nombres de las calles y a aprovechar las fiestas navideñas para la satisfacción de fobias y la propaganda ideológica, mientras la ciudad ve como aumenta la delincuencia". "Valls puede enderezar la situación e impedir que Barcelona acabe siendo presa del radicalismo antisistema y el fanatismo separatista". Los firmantes recuerdan los inicios del partido en el 2006 y espetan que "ahora todo ha ido a peor y nos hallamos en un momento si cabe más peligroso que aquél".

Valls se ha dirigido a los indecisos, que ha cuantificado en "más de un 30%", y ha asegurado que hay electores que no repetirán su voto en estas elecciones respecto a los comicios generales. "Cuando tengan el voto claro les pido que cuando vayan a depositar la papeleta piensen en Barcelona, en España, en Europa, en sus trabajos y en el futuro de sus hijos", ha reflexionado. "Si no ganamos nosotros gana las alianza del independentismo con el populismo. No hay otra opción, no hay otra alternativa", ha apostillado.