Ir a contenido

PROTESTA CALLEJERA

'Desahucio' en la Gran Via de Barcelona

Los activistas que acamparon durante horas contra el elevado precio de los alquileres desconvocan la acción tras el desalojo de madrugada

Luis Benavides

Activistas contra la especulación inmobiliaria ocupa la Gran Via de Barcelona con muebles viejos, este sábado por la tarde.

Activistas contra la especulación inmobiliaria ocupa la Gran Via de Barcelona con muebles viejos, este sábado por la tarde. / TRAE TU CASA

La Gran Via de Barcelona se convirtió este fin de semana en el escenario de una acción reivindicativa contra el elevado precio de los alquileres y contra la especulación inmobiliaria. Desde las ocho de la tarde hasta las cuatro de la madrugada, momento en el que fueron desalojadas por Mossos d’Esquadra, un centenar de personas acamparon sobre el asfalto con tiendas de campaña, sillas, butacas y colchonetas. Los impulsores de esta ocupación pacífica, inspirada en buena medida en las concentraciones de los taxistas en huelga, tenían previsto alargar los actos hasta las siete de la tarde del domingo, pero al mediodía decidieron desconvocar la cita al ver la poca afluencia.

El desalojo de madrugada, en el que también participaron agentes de la Guardia Urbana, se produjo cuando la mayoría de los concentrados estaban durmiendo. Antes habían realizado una asamblea y habían participado en diferentes actividades lúdicas. "Ya no solo nos expulsan de casa y del barrio, ahora de la calle", tuitearon los impulsores de esta acción, el colectivo Trae Tu Casa, que contaron con el apoyo de otros movimientos vecinales como el Sindicat de Llogaters.

Saldrán "otra vez"

"¿Nos quieren echar una a una a la calle? Pues vamos a salir a la vez", justificaban los ideólogos de la iniciativa  en la página Quemastienequepasar.com. En esa web se invitaba a la ciudadanía a tomar las calles con muebles viejos el sábado argumentando que el problema de la falta de vivienda asequible "no deja de empeorar año tras año". "Tomemos la calle, el centro de la ciudad, ahí donde más visibles podamos ser. Trae tu casa, pasemos la tarde y la noche juntas… Y lo que surja. Vente con la bata, las zapatillas, las revistas, el sofá. Trae, sobre todo, la alegría que no nos van a poder arrebatar", detallaban.

El domingo al mediodía una veintena de activistas volvieron a la Gran Via pero no acamparon. En la plaza de la Universitat hicieron un vermut improvisado, con un par de tortillas de patatas y barras de pan, y esperaron durante un par de horas a ver si llegaban refuerzos. "Nos hemos acostado muy tarde y quizá luego nos volvemos a juntar. ¿Ocupar la Gran Via otra vez? Ya veremos. Si vienen muchos, lo haremos", avanzaba una de las activistas, Sílvia. Finalmente decidieron posponer sine die las actividades programadas: un monólogo, un concierto, una tertulia y dos asambleas. 

Teresa, una de las portavoces de Trae tu Casa, explicó que en la próxima asamblea se decidirán los pasos a seguir hasta que las administraciones den "respuesta a las tres exigencias" planteadas el sábado por la tarde. A saber: la apropiación inmediata de todos los pisos propiedad de la banca y de fondos inmobiliarios, la reducción de los precios del alquiler en un 50% y que se paren todos los desahucios. En esta línea, los organizadores advirtieron de que lo del fin de semana fue "un primer aviso". "No toleraremos que especulen más con nuestras vidas. Se necesitan soluciones radicales y estamos dispuestas a cortar la Gran Via cuando sea necesario por el derecho a la vivienda".

Temas: Desahucios