Ir a contenido

Conflicto por el amianto

El metro de Barcelona vuelve a la huelga el lunes 29 de abril

La plantilla parará cuatro horas por turno, como el pasado día 8

Los trabajadores acuerdan nuevos paros para el mes de mayo: los días 10, 20 y 24

El Periódico

Aglomeración de usuarios del Metro de Barcelona en la estación de La Sagrera, con motivo de la huelga por la crisis del amianto.

Aglomeración de usuarios del Metro de Barcelona en la estación de La Sagrera, con motivo de la huelga por la crisis del amianto. / JORDI COTRINA

Tras la huelga del 8 de abril, los trabajadores del metro de Barcelona pararán de nuevo cuatro horas en cada turno este lunes 29. Las movilizaciones llegan por las discrepancias entre la plantilla y la dirección de TMB, en especial por la gestión de la crisis del amianto.  El paro se realizará de 7 a 11 de la mañana, de 4 a 8 de la tarde, y también otras cuatro horas de noche.

Las movilizaciones se repetirán nuevamente durante el mes de mayo, concretamente los viernes 10 y 24 (este último dos días antes de las elecciones municipale) y el lunes 20, según han acordado este viernes en asamblea.

La huelga del próximo lunes también lleva asociada otras reivindicaciones laborales como la incorporación de tres trabajadores a la bolsa de verano, permitir que empleados despedidos improcedentemente puedan elegir si prefieren quedarse en TMB o cobrar la indemnización y abordar la jubilación de un grupo de empleados a tiempo parcial.

TMB recuerda a través de las redes sociales los servicios mínimos, además de optar por otras alternativas en las franjas de los paros:

TMB licita la retirada de amianto de los trenes durante tres años

En ese contexto de conflicto laboral, TMB ha publicado el anuncio de licitación de un contrato para hacer el mantenimiento y la retirada de amianto de los trenes de la red de metro --con 2,8 millones de presupuesto-- con el cual quieren encontrar una o dos empresas que se ocupen durante tres años de las operaciones, con la voluntad de "tratar de manera responsable y diligente la problemática del amianto".

Así lo ha explicado la compañía a través de un comunicado, donde ha apuntado que quiere poner los recursos necesarios para dar la mejor respuesta, "que tiene que ser la eliminación de todos los materiales con contenido de amianto en el plazo más breve posible".

Los trabajos que se contratarán incluyen el encapsulamiento --recubrir con sustancias aislantes-- de la pintura bituminosa de los trenes de las series 3.000 y 4.000, la retirada de elementos en los que se ha identificado alguna pieza con contenido de amianto, así como la reparación de averías en los equipos y la intervención urgente para realizar trabajos sobre el terreno si es necesario.

6,4 millones de euros

El trabajo se ha previsto en dos lotes, el primero --con un presupuesto de 1.315.512 euros-- incluye 24 trenes de la serie 3000 (Línea 1) y 15 trenes de la 2.100 (Línea 4) mientras que el segundo lote --con un presupuesto de 1.506.450 consta de 18 trenes de la serie 400 y seis trenes de la 2000 (Línea 3), todos formados por cinco coches cada uno.

Al mismo tiempo, TMB ha publicado una segunda licitación para trabajos de retirada del amianto en dependencias técnicas de la red del suburbano, con un contrato que consiste en retirar canalizaciones de fibrocemento en 32 cámaras de baja tensión, y el presupuesto asciende a 193.000 euros en una actuación de seis meses.

Hasta ahora TMB ha comprometido 3,6 millones de euros en una cuarentena de contratos a empresas de construcción, material ferroviario, salud laboral, análisis y consultoría, y así, con las nuevas actuaciones, el presupuesto se elevará a 6,4 millones de euros.

Temas: Huelgas