Ir a contenido

BARCELONEANDO

Paula Bonet y Las Mujeres del Libro calientan motores para el 8-M

El colectivo organizó una jornada de puertas abiertas en el taller de la artista, en el Poble Sec, en la que se estamparon camisetas para la manifestación

Olga Merino

Paula Bonet y el colectivo Mujeres del Libro imprimieron camisetas para la manifestación del 8-M. / ASLI YARIMOGLU

Hubo sarao el viernes pasado en el Poble Sec, un calentamiento de motores festivo cara a la celebración del Día Internacional de la Mujer. Resulta que la artista Paula Bonet realizó una jornada de puertas abiertas en su taller para estampar camisetas (¡gratis!) con el lema para la 'mani' de este año que ha escogido el movimiento Las Mujeres del Libro, de la que es fundadora junto con la editora Patricia Escalona.

La convocatoria se había realizado a través de Twitter e Instagram, y al poco de abrir la persiana de La Madriguera, que así se llama el 'atelier', ya se había formado una cola impresionante, como si actuaran Pablo Alborán o los Stones de hace unos años. Una aglomeración de mujeres con su camiseta blanca bajo el brazo para que se las estamparan en la prensa calcográfica con una frase de la activista afroamericana Audre Lorde: "Tu silencio no te protegerá". Mujeres jóvenes, muy jóvenes… ¿Acaso nos dormimos en los laureles las de mi generación? Moraleja apresurada: nunca des nada por hecho.

Tal era el gentío en la parte alta de la calle Nou de la Rambla que a eso de mediodía, viéndolas venir, las ayudantes de Bonet, amigas artistas, se pusieron manos a la obra con los buriles para improvisar otra plancha con la que trabajar en un segundo tórculo más pequeño. Pimpam, a destajo, una camiseta impresa cada 15 de segundos para que nadie se marchara de vacío, aunque se llegó hasta donde se pudo: hacia las tres de la tarde, cuando estaba previsto el cierre, se habían grabado más de 300 prendas.

Una frase de la activista Audre Lorde es el lema para la convocatoria de este año: 'Tu silencio no te protegerá”

En cualquier caso, valía la pena la espera. Buen rollo en la cola, camaradería bajo la mañana soleada, casi primaveral, cerveza Moritz (¡gratis!) y música en los altavoces, canciones por un día interpretadas solamente por mujeres: Eta James, Carmen Consoli, Rihanna, Janis Joplin, yeah… "Freedom is just another word for nothing left to lose". Ah, la tan escurridiza libertad; hay que ganársela a pulso cada día.

A la entrada del estudio, la librería del Poble Sec, La Carbonera (Blai, 40)puso un tenderete con libros feministas, como ‘Teoría King Kong’, de Virgine Despentes, por si alguien le apetecía ampliar la biblioteca mientras aguardaba que su camiseta saliera del torno con olor a tinta fresca. Pero significativamente no se encontraban sobre el mostrador los últimos libros de las dos anfitrionas: ‘Roedores. Cuerpo de embarazada sin embrión’ (Penguin Random House), de Paula Bonet, y ‘Juegos reunidos feministas’ (Temas de Hoy), de Patricia Escalona, con ilustraciones de Ana Gavañ. Y no estaban porque el asunto no iba de autobombo, sino de generosidad. "Gracias por vuestro tiempo", se despedían algunas de las congregadas. Y se oyó también algún que otro grito simpático: "¡Viva ese tórculo!".

Y, en efecto, resplandecía la alegría en la manera en que la tinta de serigrafía se impregnaba en la plancha, palpitaba la ilusión de compartir en el desplazamiento de los rodillos, se percibía el latir de lo que se ha dado en llamar sororidad o sea, la ayuda entre mujeres— en el esfuerzo de mover la rueda de la prensa. De vez en cuando, Paula se frotaba los brazos para que no se le acalambraran, y alguien le tomaba el relevo frente al tórculo.

Las Mujeres del Libro

Se daba la circunstancia de que el viernes 1 de marzo, el día de la estampación en el taller, se celebraba el primer aniversario de Las Mujeres del Libro. Todo empezó el año pasado, ese mismo día, cuando una semana antes del 8 de marzo y viendo la amplitud que adquiría la reivindicación feminista, Escalona decidió movilizar a compañeras del sector, como la editora Mireia Lite, y escribió una especie de manifiesto a vuelapluma. En aquella ocasión, Bonet dibujó una ilustración con el rostro y las palabras de la poeta norteamericana Emily Dickinson: "Ignoramos nuestra verdadera estatura hasta que nos ponemos en pie".

Poco a poco, el movimiento Las Mujeres del Libro ha ido recogiendo adhesiones y abriendo sucursales por toda la geografía española con el propósito de hacer hincapié en la brecha salarial en el sector editorial, la escasez de mujeres en los altos puestos de mando y la falta de visibilidad de las autoras en las plataformas de difusión de la literatura. Por cierto, en la página web de la asociación puede descargarse la ilustración de Paula Bonet para este año.