Ir a contenido

Riesgo sanitario en el suburbano

Los trabajadores del metro piden la dimisión de la concejala y dos directivos por el amianto

Los empleados reclaman la "inmediata" descntaminación de instalaciones y trenes

Óscar Hernández

La concejala de Movilidad, Mercedes Vidal, en un vagón de metro, el año pasado.

La concejala de Movilidad, Mercedes Vidal, en un vagón de metro, el año pasado. / Danny Caminal

Los trabajadores del metro barcelonés han pedido hoy la dimisión de Mercedes Vidal, concejala de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona;  Enric Cañas, consejero delegado de TMB, y  Pau Noy, adjunto al consejero delegado de esta misma empresa pública por su gestión en la crisis del amianto. Además exigen a que se reconozca a todos los trabajadores que han estado expuestos a la suistancia cancerígena de forma directa o indirecta, lo que supondría pasar del millar actual a la totalidad de la plantilla, unas 3.600 peronas.

El comité de empresa también pide "que se destinen todos los rescursos necesarios a la retirada de todo el material con amianto de manera inmediata y a la descontaminación de todos los centros de trabajo". Además de analizar todos los elementos y pintura de los trenes, no sólo los sopechosos de las líneas 1 y 3. Y en las instalaciones, reclaman que se realicen mediciones ambientales y de sólidos con microscópico electrónico, mucho más preciso, y no con el óptico como se hace ahora, al fin de detectar posibles partículas de amianto, por ejemplo, en los túneles.

Otra reivindicación planteada a TMB es que esta empresa se encargue de lavar y descontaminar la ropa de todos los empleados de mantenimiento "para no exponer también a sus familiares".