Ir a contenido

PROTESTA

3.500 personas se manifiestan en Barcelona por el perro abatido tras morder a un agente

Organizaciones animalistas reclaman que se destituya al jefe de la Guardia Urbana

El Periódico

Manifestación en protesta por la muerte de Sota, el 22 de diciembre del año pasado.

Manifestación en protesta por la muerte de Sota, el 22 de diciembre del año pasado. / PAU BARRENA / AFP

Unas 3.500 personas, según la Guardia Urbana, han protestado esta tarde en la plaza Sant Jaume de Barcelona por la muerte de un perro a tiros por parte de un agente de la policía local barcelonesa. Convocadas por la entidad SOS Animals Maresme, los manifestantes se han concentrado este sábado ante el Ayuntamiento de Barcelona para exigir al consistorio que "depure responsabilidades" en la Guardia Urbana tras la muerte del perro esta semana a causa del disparo de un agente, informa Efe.

Los concentrados, que han llenado la plaza, ha criticado las "explicaciones corporativas y confusas" dadas hasta ahora por el Ayuntamiento y la Urbana y han reclamado la destitución del jefe de la Guardia Urbana de Barcelona, Evelio Vázquez, así como la puesta en marcha de protocolos específicos de actuación con animales.

Versiones contradictorias

Un agente de la Guardia Urbana de Barcelona mató el pasado día 18 a un perro de razas cruzadas al que disparó mientras el can le mordía en el brazo cuando salió en defensa de su dueño, un sintecho al que los policías reclamaron que llevara atado al animal. El propietario reaccionó golpeando con un patín en la cabeza al policía, que está de baja con una fractura dental, tras lo que fue reducido por varios agentes. Sin embargo, sostiene que el perro nunca llegó a morder al urbano, aunque fuentes policíales insisten que incluso desgarró la manga de su uniforme. 

Según Toni Solano, presidente de SOS Animals Maresme, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, "ha convertido la ciudad en un infierno para los animales". El ayuntamiento barcelonés anunció que revisará los protocolos de intervención de la Guardia Urbana en caso de ataques de perros. En un primer momento, Colau defendió la actuación en "legítima defensa" del policía, pero en sus declaraciones posteriores los tenientes de alcalde Gerardo Pisarello y Janet Sanz han reclamado una investigación a fondo y han reclamado la aportación de testimonios directos de los hechos.