Remodelación

El Tibidabo inaugura el renovado Castell de contes

La atracción propone un recorrido lleno de sopresas por las hstorias más tradicionales

Primeros visitantes al Castell de contes del Tibidabo. 

Primeros visitantes al Castell de contes del Tibidabo.  / RICARD CUGAT

1
Se lee en minutos
El Periódico

Con retraso, pero con entusiasmo por parte de los primeros visitantes, el parque de atracciones del Tibidabo ha estrenado este sábado el 'Castell de contes', un cambio radical del conocido popularmente como el 'Castell misteriós'  (inaugurado el 18 de junio de 1955) que pretende reivindicar los cuentos como patrimonio emocional y intelectual de grandes y pequeños y cuyo debut se anunció para este verano. Finalmente ha sido en otoño, y con un día en el que el tiempo ha acompañado y la lluvia ha dado una tregua.

La atracción, que consta de tres pisos, está totalmente adaptada a personas con movilidad reducida y cuenta con un nuevo ascensor y una plataforma, que permiten salvar las escaleras de los accesos de entrada y salida. Se trata de un espacio espicialmente dirigido a familias con niños de entre 5 y 10 años lleno de fantasía donde viven fantasmas, ogros y brujos que guardan los secretos y tesoros de los más cuentos tradicionales para que nadie les pueda olvidar. En cuanto se accede al edificio, uno de los fantasmas da la bienvenida a los visitantes y les explica la ruta que deberán seguir y que les llevará a descubrir las diferentes estancias.

Diversas salas

Después de pasar por salas como la torre de la Bella Durmiente, la biblioteca infinita de cuentos, el patio de la judía mágica, el bosque encantado y las cámaras del tesoro, los visitantes pueden interactuar con los habitantes del castillo, que les explicarán todos los secretos del castillo. Finalmente, el público acaba llegando a la sala de las medallas, donde los fantasmas, ogros y brujos les ayudarán a superar diveras pruebas para poder llegar a convertirse en nuevos guardianes de los cuentos.

Noticias relacionadas

El recorrido de la atracción incorpora las nuevas tecnologías y nuevos lenguajes audiovisuales, y está tematizado con elementos de algunos de los cuentos más populares, como la Bella Durmiente, Aladdin, Peter Pan, Blancanieves, el Mago de Oz y Hansel y Gretel, entre muchos otros.

La reforma del 'Castell de contes' cuenta con el sello del arquitecto Dani Freixes, del estudio Varis Arquitectes. Freixes fue galardonado con el FAD de Arquitectura y el FAD de la opinión por su remodelación, este 2018, de los espejos clásicos del Tibidabo. El jurado de los premios destacó de este trabajo "la magia, la imaginación y el dominio de las ilusiones ópticas al servicio de esta atracción concebida para hacer reír y pensar a los niños". 

Temas

Tibidabo