Ir a contenido

ACCIDENTE EN EL PUERTO

Rachas de viento influyeron en el choque del ferry en el puerto de Barcelona

El barco, que traía pasajeros de Génova y debía salír a Tanger, embistió una grúa que al caer provocó un incendio

Protecció Civil activó el plan por accidentes químicos al haber contenedores con sustancias peligrosas

Óscar Hernández

El accidente del Excellent, el barco que ha chocado con una grúa y ha causado un incendio en el puerto de Barcelona.

El fuerte viento parece ser la causa que ha provocado que esta mañana un gran ferry de la compañía Grandi Navi Veloci (GNV) chocara contra una grúa del puerto de Barcelona que en su caída ha provocado un incendio que ha afectado a medio centenar de contenedores, siniestro que a su vez ha activado el Plan de Seguridad Química de Catalunya en fase de alerta. El accidente, pese a su aparatosidad, no ha provocado heridos. Solo dos trabajadores han tenido que ser atendidos por ataques de ansiedad.

Gráfico del los movimientos del barco antes del accidente. / ALEX R. FISCHER

El capitán marítimo del Puerto de Barcelona, Javier Valencia, y el director general del Puerto, José Alberto Carbonell, han coincidido en que el viento podría haber influido en el suceso. Lo han dicho en una rueda de prensa sobre el siniestro, si bien han afirmado que hay que esperar el resultado de una investigación de la Comision de Accidentes Marítimos del Ministerio de Fomento para confirmar las causas.

Después de dar media vuelta

El accidente se ha producido a las 8 de la mañana cuando el barco Excellent de GNV entraba en el puerto procedente de Génova (Italia) para recoger pasajeros y vehículos y continuar viaje a Tánger (Marruecos). Cuando se acercaba a su  terminal, el capítán, que iba acompañado de un práctico (profesional marítimo del puerto que asiste al patrón de los buques de gran tamaño en las maniobras de entrada y salida), ha pedido la ayuda de remolcadores ya que el viento dificultaba la maniobra.

La complejidad de la maniobra radica en que este tipo de ferrys de gran tamaño (el Excellent mide 200 metros de largo, como dos manzanas del Eixample) deben dar la vuelta en medio del puerto para poder amarrar de popa y poder desembarcar por la parte de atrás los vehículos. La colisión con la grúa se produjo por la parte de proa y estribor (delantera derecha) cuando el barco ya había dado casi toda la vuelta.  [Puedes ver aquí el vídeo del accidente en el puerto de Barcelona.]

Toda la mañana apagando el fuego

"Cuando el barco se disponía  a salir de nuevo para esperar los remolcadores se ha desplazado y ha golpeado una grúa de la terminal de contenedores APM", ha explicado Carbonell. La grúa ha caído sobre unos contenedores, cinco de los cuales albergaban sustancias inflamables y corrosivas, lo que ha dado origen a un incendio.

Los bomberos de Barcelona han controlado el incendio de la grúa y los contenedores sobre las 11 de la mañana y lo han extinguido a prmera hora de la tardeEl suceso ha obligado a Protecció Civil a activar el Plan de Seguridad Química de Catalunya (Plaseqcat).

Dos personas atendidas

El Servei d'Emergencies Médiques ha enviado seis ambulancias que han atendido a dos personas por ataques de ansiedad. De hecho, cuando se produce el choque y la caída de la grúa varios trabajadores que se encontraban en el muelle huyen despavoridos, tal y como se aprecia en el vídeo

El Excellent, que tiene una capacidad para 2.230 pasajeros y dispone de sala de juegos, dos restaurantes y  un bar, así como una tienda, cubre trayectos entre Barcelona, Italia y Marruecos. En el momento del suceso acababa de llegar de Génova. Tras recalar en Barcelona, donde cogía más pasajes y vehículos, iba a partir al puerto de Tánger.

El barco, que llevaba unos 400 pasajeros, ha quedado amarrado en el muelle de Costa a la espera que se realice una valoración de los daños. Además del impacto de la proa con la grúa, también tiene daños en el bulbo de la proa, es decir el saliente de la parte inferior delantera, la más sumergida,  que fue la que impactó con el muelle.

Esta noche se espera que llegue a Barcelona un nuevo ferry de la misma naviera para recoger a los pasajeros que iban a bordo del Excellent, así como a los que esperaban a embarcar en la terminal barcelonesa. Muchos de ellos son familias marroquís que vuelven a Tánger procedentes de Francia, Italia y España.